Compartir

La Subsecretaria de Gestión de Establecimientos Asistenciales Cristina Mirassou fue consultada sobre los casos de sarampión detectados en Buenos Aires y destacó que la provincia de Formosa está libre de esta enfermedad desde 1985, fecha de la última epidemia. 

“Nosotros nos hemos caracterizado desde hace muchos años por tener muy buenas coberturas, por eso es que hace años, décadas, no tenemos casos de sarampión, de hecho el último caso de sarampión en la provincia fue durante una epidemia en el año 1985” subrayó.

“Lamentablemente en estos últimos años, con estas políticas restrictivas nacionales que han tocado un tema tan delicado como es el de las vacunas, siendo que nosotros alcanzamos un calendario muy bueno con 19 vacunas, las cuales cubren muchas enfermedades y esto vuelve a nuestro calendario el mejor de mundial aun comparado con países desarrollados. En estos últimos años hemos empezado a tener dificultades en la provisión de algunas de las vacunas” se lamentó.

Con respecto a la importancia que tiene la provisión de vacunas y la concientización sobre vacunarse dijo: “En el caso específico del sarampión, tenemos que recordar que han aparecido grupos anti vacunas, los cuales erradamente consideran que como hace muchos años que no hay casos de sarampión no es necesario vacunarse, esto produce que la enfermedad vuelva a aparecer, sobre todo en las grandes ciudades ya que las personas que habitan esas ciudades son viajeros constantes, la gente que viaja a todas partes del mundo puede traer la enfermedad consigo”.

En cuanto a la manera de prevenir estos focos de enfermedades afirmó que: “Hay que trabajar a dos puntas, por un lado insistir con que el gobierno nacional cumpla con la provisión de todas las dosis necesarias para la vacunación universal y por otro lado clarificar a la población de que justamente no hay casos gracias a la vacunación preventiva”.

También opinó sobre la falta de vacunas suministradas por Nación:  “Yo no creo que lo hayan hecho de forma intencional, sino que se da de forma arbitraria al bajar el financiamiento del Ministerio de Salud de Nación de hecho lo han des jerarquizado ,  ya no es más Ministerio es una Secretaria y esto trae como consecuencia un menor financiamiento en todas las áreas y una mayor burocracia en la gestión para las compras”.

“Hay muchos programas no solo el de vacunación que cuenta con la problemática de faltantes, que aquí la población de Formosa no lo siente porque en ese sentido hemos tenido una gran respuesta del gobierno provincial el cual viene comprando todo aquello que resulta faltante o que tiene retraso la provisión, entonces el común de la gente no percibe estos faltantes, pero en otras provincias si se nota y están produciendo mucho daño a la población en general” argumentó la funcionaria.