Mirassou solicitó ser prudentes con las flexibilizaciones en esta nueva etapa

Compartir

La subsecretaria de Gestión de Establecimientos Asistenciales de Primer y Segundo Nivel del ministerio de Desarrollo Humano, doctora Cristina Mirassou, hizo hincapié en la toma de conciencia que debemos tener, en nuestro comportamiento como comunidad frente al virus, tras lograr una baja en las infecciones.  

De acuerdo a las nuevas habilitaciones dispuestas, que rigen a partir del sábado 19, solicitó “tomarlas con mucha precaución”, ya que solo se podrán mantener, siempre y cuando permanezcan niveles epidemiológicos bajos que no provoquen un temor de colapso sanitario.

En diálogo con Agenfor recomendó que frente a las flexibilizaciones conseguidas “debemos ser prudentes porque son graduaciones que no podemos perder  tras lo obtenido en esta semana” refiriéndose a la baja de contagios registrados en la provincia.

Consideró que Formosa, a pesar de tener algunos focos de protestas, cuenta con un gran acompañamiento por parte de la comunidad a respetar las medidas sanitarias, lo que ha permitido tener una meseta con niveles de contagio más bajo, valoró.

Asimismo expresó que la situación seguirá “monitoreada con prudencia”, esperando poder alcanzar una nueva normalidad, distinta a la pre-pandemia.

Explicó que esto será así porque a pesar de anhelar el fin de este virus, la evidencia sobre la aparición de nuevas cepas, como la Delta de origen hindú, donde las vacunas protegen menos frente a estas variantes y otras nuevas, se plantea una serie de interrogantes que invitan a ser precavidos.

Por eso, señaló que en Formosa es necesario tener un escenario optimista, por un lado, debido al gran avance en el Plan Estratégico de Vacunación y las medidas sanitarias aplicadas y por el otro, mantener en la mira el escenario posible que ya no dependerá de nuestra provincia, sino que es planteada por el ámbito internacional.

En este sentido, sostuvo que el Consejo de Atención de la Emergencia COVID-19 “Doctor Enrique Servián” se mantiene en alerta, informándose con los distintas fuentes académicas, epidemiológicas y científicas, para atender las distintas situaciones posibles que plantea esta amenaza externa, ya que Formosa no se mantiene aislada de lo que pasa a nivel nacional e internacional.

Óptimo sistema sanitario

La funcionaria puso de relieve que en el sistema de salud de Formosa se han priorizado las medidas estratégicas para enfrentar al COVID19, tanto en recursos humanos con las incorporaciones y redistribución, como también en los equipamientos adquiridos en función a los tratamientos específicos en Unidad de Terapia Intensiva o los que son con diagnóstico precoz a partir de la aplicación del suero equino hiperinmune y los estudios de valores predictivos.

También las estrategias de aislamientos para cuidar mejor a la población positiva y facilitar su atención, subrayó.

Pero además de esto, la provincia no ha dejado de atender otras situaciones y ha avanzado en ampliar los servicios de salud a lo largo y ancho de todo el territorio provincial, fortaleciendo todas las prestaciones necesarias para la población

Y destacó la adquisición de distintos equipamientos para los hospitales del interior, el avance en el cumplimiento del calendario de vacunación en los niños y embarazadas, monitoreos preventivos y de cuidado.