Compartir

El biólogo Franco del Rosso, director de Recursos Naturales, señaló que la provincia está afrontando un proceso de sequía histórico y que “independientemente de que estén cerradas o abiertas las compuertas, en determinadas épocas del año, de acuerdo a la temperatura y a la altura que tiene el Bañado La Estrella, se produce un fenómeno que se llama anoxia en el agua”, el cual produce la mortandad de los peces.

“Las compuertas se abren y se cierran de acuerdo al manejo que se hace del recurso hídrico. Estamos en una situación muy crítica con respecto a la situación de sequía que afecta a todo el país, no sólo a la provincia de Formosa, por lo tanto las compuertas están cerradas”, detalló Del Rosso en declaraciones exclusivas a AGENFOR.

Hizo notar que “independientemente de que estén cerradas o abiertas las compuertas, en determinadas épocas del año, de acuerdo a la temperatura y a la altura que tiene el Bañado La Estrella, se produce un fenómeno que se llama anoxia en el agua, es decir que el oxígeno disuelto en el agua baja a concentraciones mínimas, a veces por debajo del umbral de sobrevida que tienen los peces y se ocasionan estas mortandades”.

Las mismas, según pormenorizó el especialista, “son comunes en el Bañado y nosotros estamos acostumbrados a verlas todos los años en determinadas épocas, generalmente cuando hay poco volumen de agua comienzan y, al hacer mucho calor como en esta zona, técnicamente lo que ocurre es que aumenta la demanda biológica de oxígeno, disminuye el oxígeno disuelto y eso ocasiona que los peces mueran”.

No obstante, remarcó que “después se retoma el equilibrio y el mismo ecosistema se encarga de reciclar los nutrientes”, que serían estos peces muertos.

Es así que si bien la imagen impacta, no dura mucho tiempo, puesto que las aves y animales que se alimentan de carroñas enseguida limpian todo el sistema. “No hay peligro de un impacto negativo muy importante para el resto del ecosistema”, esclareció.

Sequía

En ese orden, el biólogo Del Rosso advirtió que “el fenómeno de la sequía que estamos sufriendo es histórico” y que el mismo “aceleró” el proceso natural de estas mortandades de peces.

“Siempre se producen normalmente en los meses de diciembre o enero, que son los meses de más calor y menos agua en el Bañado, pero ahora por la seca histórica que afecta a todo el país se adelantaron”, apuntó.

En ese sentido, consignó el especialista que “el Bañado La Estrella es un ecosistema con una enorme resiliencia, una enorme capacidad de absorber perturbaciones y volver a su equilibrio original sin que esto le demande ningún tipo de problema o de impacto negativo”, finalizó.