Muestras de justicia social para los municipios formoseños

Compartir

El Programa Provincial Alimentario Nutrir, lanzado por el Gobierno provincial para posibilitar que unas 15 mil familias formoseñas en situación vulnerable accedan a una adecuada alimentación y atención profesional, tiene como principales proveedores de alimentos a los productores PAIPPA de la provincia.

Entre ellos se destaca el consorcio paippero riachense, que es un grupo de casi 100 productores de la zona de Riacho He He  que envían dos veces a la semana, los miércoles y domingo, miles de mazos de verdeos, mandioca, banana, cucurbitáceas y los productos de estación.

Por este motivo, el intendente de la localidad, Rubén Solalinde, mantuvo este martes una reunión con el equipo de trabajo del plan Nutrir, encabezado por el Dr. Luis Kaiser, a fin de coordinar las cantidades enviadas, sobre todo de los cultivos proyectados para la nueva estación del año.

El intendente puso en valor la decisión política del gobernador Gildo Insfran de asegurar una alimentación saludable a las familias en estado de vulnerabilidad alimentaria, producto de las malas decisiones económicas del gobierno nacional, y, al mismo tiempo, permitir a los productores de la zona vender sus cosechas.

Rubén Solalinde afirmó que “cada deposito que se realiza es de, más o menos, 1.300.000 pesos que se distribuyen  entre los casi 100 productores que proveen de insumos. Esto motoriza la economía del pueblo, y significa un ingreso importante para el hogar de cada productor. Esto además ha cuadruplicado la calidad y densidad de siembra por el entusiasmo que sienten los paipperos al saber de que todo lo que va a plantar se va a vender.”

Además “es digno de destacar cómo se nota el trabajo del Instituto PAIPPA que ha hecho entender a  los pequeños productores la importancia de diversificar la producción para tener cosechas todo el año”, agregó el intendente Solalinde.

En cuanto al anuncio realizado por el gobernador Gildo Insfrán que  garantizará el pago del bono a todos los empleados municipales de la provincia, para lo cual girará los fondos necesarios a cada municipalidad, el intendente riachense expresó que “el gobernador ya nos tiene acostumbrado a trabajar siempre con igualdad, equidad y justicia social.”

“Para nosotros, los intendentes, esta decisión del gobernador significa una gran alegría, una tranquilidad, porque con esto se garantiza que todos los empleados municipales puedan recibir el beneficio de este bono. Es una muestra más, de las tantas del gobernador, de que tiene una provincia equilibrada económicamente que permite realizar este tipo de ayudas”, agregó Rubén Solalinde.

Por último el intendente Solalinde recordó que además de estas ayudas económicas, “tenemos obras, como las majestuosas obras educativas recientemente inauguradas en mi pueblo;  toda una dinámica que el gobierno provincial pone al servicio de la gente, haciendo inversiones a pesar de la crisis económica nacional, la pérdida de poder adquisitivo y la inflación. A pesar de esto el gobernador sigue sosteniendo todo con justicia social”, valoró.