Muro ilegal que tapono estratégico drenaje agravo inundación en gran parte de Ibarreta

Compartir

“Efectivos de la policía provincial junto a una cuadrilla de obreros municipales se constituyeron a unos cinco kilómetros del pueblo, donde constataron y derribaron el importante muro de ladrillos construido ilegalmente que tapono un estratégica alcantarilla que agravo el anegamiento del pueblo”, afirmo el intendente de Ibarreta, Adán Jarzynski.

Incluso confirmo que “presentamos la denuncia correspondiente contra el productor responsable de este hecho inconcebible, que recuerdo ya incurrió en el mismo delito casi un año atrás y generando una situación casi similar a la de ahora”.

El jefe comunal refiere al escenario de la localidad luego de la extraordinaria lluvia de más de 250 milímetros en menos de 24 horas entre la madrugada del jueves y las primeras horas del día viernes pasado, que inundo gran parte de la urbanización e incluso derivo en casi una decena de familias evacuadas.

“Como apreciamos que pese a ensanchar los canales de drenaje y zanjas en general el agua no escurría, al menos con la celeridad que debería hacerlo en uno de los sectores de la zona urbana, recordamos una situación desgraciada de casi un año atrás cuando llovió 150 milímetros y también se presentaron anegamientos. El capataz del municipio había detectado en ese entonces a unos cinco kilómetros, que una de las alcantarillas que es atravesada por las vías del ferrocarril, estaba taponada por un importante muro de ladrillos y cemento, de unos tres metros de extensión por metro y medio de altura, fue derribado y las aguas escurrieron prontamente”, relato.

Dijo que “recordamos eso y cuando se acudió a verificar en el mismo lugar de entonces, se detecto la misma situación. Con policías y obreros se verifico y se procedió a derribarlo, además presente la denuncia penal contra el productor responsable de esto que genero tantos perjuicio y zozobra en la gente”.

Jarzynski confía en que el buen tiempo y esta desobstrucción permitan acelerar todo el proceso de escurrimiento de las aguas y la situación tienda a normalizarse lo antes posible.

Conto que siete familias, a las cuales estaban por sumársele dos más, se encontraban evacuadas en la escuela 64, donde se les brinda las alojamiento, servicio nutricional y asistencia médica, además del aporte de colchones, víveres, chapas, frazadas, entre otras asistencias coordinada entre el municipio y el Comando de Emergencia de la Provincia.