Compartir

El ministro de Cultura y Educación, Alberto Zorrilla, sostuvo que desde el Gobierno Nacional ya se les anticipo el mayor recorte, de un 25% en el Fondo Compensador y el congelamiento del Incentivo General, componentes del salario docente, con lo cual la provincia deberá ampliar el desembolso de recursos propios para no “achatar” la escala salarial del sector.

Explico en principio que “por la ley de financiamiento docente se estableció la paritaria nacional del sector, donde en una mesa se sentaban el ministerio de Educación de la Nación, el Consejo Federal y los gremios docentes nacionales donde discutían un piso salarial común para todo el país. Con esto los docentes argentinos de todas las provincias tenían un salario parecido, con las diferencias propias entre el norte, el centro rico y la Patagonia con sus particularidades”. “De todos modos con la paritaria se alcazaba una suerte de homogeneidad en el salario docente”, figuro.

Expuso que “todo esto se complementaba con aportes a través de la Ley de Financiamiento en función del Fondo Nacional de Incentivo Docente, Material Didáctico y un Fondo Compensador para las provincias de menos recursos”.

De todos modos el ministro advirtió que “ahora y con el reciente decreto nacional del presidente -Mauricio Macri-, lo que hizo fue sacar la discusión salarial a través de la paritaria, dejando esa instancia para otras cosas como resolver las vacantes y otros puntos, pero insisto, se elimina lo relacionado al salario. Se tira la pelota a las provincias, donde cada una debe ver como paga a sus docentes”-

Considera que “esta decisión es peligrosa en el sentido de que debilita la consolidación de la nación como patria, y todo comienza a disgregarse, donde cada provincia hará lo que pueda a partir de que los esfuerzos y recursos son muy dispares. Y esto sobre todo a partir de la concepción de este gobierno nacional que apoya a las provincias más grandes como Buenos Aires o la CABA”.

“Es lo mismo que sucede con las obras públicas, donde se concentran las mayores inversiones en los estados del centro del país”, sostuvo, para insistir en su opinión de que “esto en general es muy peligroso a partir de resentir las economías regionales al no haber un criterio de nación, un criterio de país integrado y fortalecido”.