“Necesitamos que la gran mayoría de la población tenga su refuerzo” contra el COVID-19

Compartir

El doctor Julián Bibolini, médico infectólogo del Consejo de Atención Integral COVID-19, hizo notar que si bien Formosa cuenta con “un alto porcentaje de personas vacunadas con los refuerzos” se despliegan múltiples estrategias para seguir incrementando dicha proporción.

En declaraciones recogidas por AGENFOR, indicó que “hay preocupación en otros lugares del país porque han aumentado los casos. Obviamente esto también se ve reflejado en Formosa, si bien no tanto como en otras partes. Además, nosotros tenemos la gran ventaja de que contamos con un alto porcentaje de personas vacunadas con los refuerzos”.

En ese sentido, destacó que “en tercera dosis o primer refuerzo estamos cerca del 80%”, marcando que para incrementar aún más dicho porcentaje se despliegan múltiples estrategias.

“Se pueden acercar a todos los centros de salud a inmunizarse y también hacemos días determinados, así se engancha más gente. Ampliamos los lugares de vacunación y se agregó al grupo del primer refuerzo a los niños de cinco a once años”, subrayó el profesional, acotando que “después están los de 40 años o más que pueden recibir su cuarta dosis o segundo refuerzo”.

“Las vacunas están disponibles para que en toda la provincia, en cualquier centro de salud, se puedan acercar y vacunar”, significó.  

Del mismo modo, “estamos haciendo campaña de concientización en los colegios para hablar sobre la vacuna con los jóvenes. Siempre les decimos que es optativa, no obligatoria, pero que tiene un beneficio que nos permite hacer lo que estamos haciendo ahora. No hay restricciones en Formosa, solamente pedimos el uso del barbijo en lugares cerrados, principalmente, pero después todas las actividades están abiertas”.

“Hay eventos festivos, boliches, cumpleaños. Y para poder continuar con eso, así como estamos hasta ahora, por más que aumenten los casos, necesitamos que la gran mayoría de la población tenga su refuerzo, que es fundamental y necesario”, enfatizó.

Explicó que ello se debe a que “los anticuerpos para esta infección se van perdiendo con el tiempo, entonces decaen hasta un valor que si lo dejamos pasar prácticamente es como no estar vacunado, o se va a tener muy poco efecto” contra la enfermedad.

Es así que “se necesita un refuerzo para volver a subir los anticuerpos y para eso está la vacuna”, de manera que “si uno llegase a adquirir la infección tiene los anticuerpos, las herramientas necesarias para defenderse contra el virus y no terminar en una internación y mucho menos morir”, cerró.