Compartir

Con una fiesta a pura diversión y la concurrencia de más de un centenar de vecinos, el Servicio de Rehabilitación y Estimulación Temprana del hospital de Las Lomitas homenajeó a los pequeños pacientes de esta localidad y comunidades cercanas que llevan adelante su tratamiento integral en dicho efector.

El predio del Pulmón Verde municipal, albergó el emotivo agasajo que reunió a los pacientitos, familiares, amigos y vecinos de Las Lomitas, donde tuvieron lugar una serie de actividades recreativas que dieron paso a la alegría infantil.

Así lo informó la directora del nosocomio, Dra. Lidia Rosa Pitman, quien comentó que la celebración fue realizada “en el marco de las distintas actividades que organizan los servicios de nuestro hospital para festejar el día del niño. Esta vez con los niños que hacen aquí su tratamiento de rehabilitación, que son tanto de los barrios de la localidad, además de las comunidades originarias y criollas que están en nuestra área de cobertura”.

En el predio se instalaron múltiples postas. Una contó  con la colaboración de la Escuela de Arte que dispuso dos sectores: uno con atriles donde los chicos “hicieron dibujos y pintaron”, otro donde “confeccionaron barriletes con materiales reciclados”. En otro de los puntos se ubicó un sector de juegos “que apuntaba sobre todo a la integración con otros niños a través de la recreación. Más un área de estimulación temprana propiamente dicha”, detalló la funcionaria.

En medio de una jornada cálida, colorida, jubilosa y con mucho amor, los niños disfrutaron de los diferentes entretenimientos que contó además con la presencia del equipo de payamédicos del hospital y los payamediquitos que “se sumaron con la alegría para hacer reír y divertir a los pacientes, sus familias y a todos los que se acercaron a pasar un hermoso día”.

“También se hizo un refrigerio en el que se repartió torta y jugo. Salió todo muy bien, el balance es sumamente positivo porque los chicos estuvieron muy contentos con todas las actividades que se propusieron y ese era el principal objetivo, rendirles homenaje y que pasen un día con mucho amor y alegría” explicó.

Finalmente destacó que el traslado de los niños hasta el predio “también estuvo a nuestro cargo, fuimos a buscarlos a las casas y los trajimos con la familia. Y cuando terminó todo, nuevamente los llevamos. Quiero agradecer a todos los que colaboraron para hacer este homenaje, especialmente al personal de nuestro hospital y a los vecinos que asistieron y nos acompañaron”.