Compartir

El titular del  Instituto Provincial de la Vivienda Marcelo Ugelli, desde el acto de entrega de 410 viviendas en el barrio Nueva Formosa, (17 de ellas adaptadas a personas con dificultades motrices), valoró el enorme compromiso con la gente del gobernador Gildo Insfrán de avanzar con los planes habitacionales a pesar de los constantes palos en la rueda que pone Nación. 

Al tomar la palabra, Marcelo Ugelli habló de la culminación de un ciclo, en esta urbanización llamada Nueva Formosa. “Como trabajadores del Instituto Provincial de la Vivienda, y pertenecientes al equipo del Gobernador Insfrán, es un orgullo entregar  este derecho a las personas”.

“El derecho al techo, y una vivienda digna; en una urbanización que fue pensada hace mucho tiempo desde el Modelo Formoseño”. “Año tras año, y gestión tras gestión, se trabaja para la concreción de estos logros”. “Llegando hoy a completar las 2.426 viviendas entregadas en la Nueva Formosa”, puntualizó.

Para Ugelli, esta zona de la ciudad “no es un barrio cualquiera”, sino el “fruto del modelo y la planificación, como también de la reparación histórica promovida por el Gobernador; donde las personas pueden desarrollarse en el lugar donde viven”.

Dijo que la Nueva Formosa representa uno de los nuevos símbolos de la Capital: “Una urbanización que contará con todos los servicios; y en su planificación prevé la accesibilidad, agua, red eléctrica, alumbrado público, cuneteo, alcantarillado». «Conexión de las 410 viviendas a la segunda planta de tratamiento de líquidos cloacales”.

Plan Federal de Viviendas

En otro tramo de sus palabras a los vecinos del barrio, Ugelli fue crítico a la gestión de Mauricio Macri por sus actos discriminatorios constantes con el Plan Federal de Viviendas.

“Inicié mi gestión junto con este gobierno nacional, con un cambio de paradigma que no coincide con el gobierno provincial”. “Hoy diría que estamos diametralmente opuestos”. “Desde el inicio de la gestión, el gobierno nacional no promueve la celeridad y la potenciación de los planes”.

“Tuvimos que esperar largos periodos de auditorías, nuevos formularios para peticionar, las recomposiciones de precios, y así fue todo el 2016 en gestión”.

“Estuvimos muy ilusionados, pero nos pasamos gestionando y sin respuestas  para las viviendas, módulos de viviendas de aborígenes y la recomposición de precios”, lamentó Ugelli.

“Recién a mediados de año 2017 tenemos una recomposición de precios, que no alcanza para cubrir la inflación del año pasado, cuando la obra requiere de programación en el tiempo; y esto va en desmedro de nuestras obras”.