Nuevo ataque opositor a Insfrán: “Es la definición de la miseria humana en la pandemia”

Compartir

Al condenar la acción difamatoria contra el gobernador Gildo Insfrán por parte de un comunicador alineado con la oposición, el abogado especialista en derechos humanos Williams Dardo Caraballo sostuvo que vincular al primer mandatario con el Gobierno de facto de Juan Carlos Colombo “es la definición de la miseria humana en esta etapa de la pandemia”.

“Sin dudas que no puede haber debate político de ideas cuando de un lado hay propuestas con una vocación de superación y de ser mejores y, en cambio, del otro sólo se exhibe miseria humana, como por ejemplo decir me río de la pandemia”, aseveró a AGENFOR el letrado, en alusión a los desatinados dichos del senador radical Luis Naidenoff.

En esa misma sintonía, en el orden provincial “también tratan de desempolvar alguna cuestión para pretender herir al adversario”, advirtió al referirse a la acción difamatoria de un comunicador alineado a la oposición local, que tergiversó la solicitud de empleo que hiciera en 1978 ante la Administración Pública Provincial el actual gobernador Insfrán ni bien se había recibido de veterinario. 

“Cuando se da el golpe de Estado en la Argentina el 24 de marzo de 1976, me encontraba desempeñando como empleado de la Casa de Gobierno, a donde había ingresado en el año ’73 con 14 años”, contó Caraballo, haciendo notar que “muchos profesionales tenían relación de dependencia con el Estado provincial o municipal en función de su actividad”.

“Eso no significaba que formaran parte de la conducción del Estado terrorista, mucho menos un joven veterinario que iba a trabajar en lo suyo o en el Ministerio de Recursos Naturales como se llamaba en esa época”, afirmó categórico.

Para el abogado, “es la definición de la miseria humana en esta etapa de la pandemia pretender descalificar al gobernador Insfrán como un joven recién egresado de veterinario en el año ’78 mediante el enorme esfuerzo de su mamá o de sus hermanos, porque no tenía a su papá”.

De igual manera, condenó que “la oposición pretenda trasladar esta cuestión al tiempo electoral que estamos viviendo”, rechazando a su vez el intento de “mancillar el buen nombre y honor, reflotando una nota que pueda haber de esa época”. 

Apoyo

Asimismo, Caraballo valoró el apoyo del Gobierno provincial “cuando en todo el país recibimos serias amenazas de los grupos de tareas que seguían operando todavía en democracia para atemorizar y que no avanzaran los juicios”, recordando que “tanto el juez Marcos Bruno Quinteros como los fiscales, querellantes y testigos fuimos recibidos por el gobernador Insfrán, a través de gestiones con el entonces subsecretario de Derechos Humanos, el doctor Jorge Abel González, actual ministro de Gobierno”.

Así que “gracias al apoyo brindado por la provincia se pudo llevar adelante el juicio de Colombo porque se consiguió el local del Colegio de Escribanos y fue la provincia la que se hizo de cargo de la conectividad con el Consejo de la Magistratura porque Colombo nunca estuvo presente en Formosa durante el juicio, sino que todo el proceso lo hizo por videoconferencia”.

“Esa parte técnica que no es menor, porque estamos hablando de 11 años atrás, y fue brindada por la provincia, sin lo cual no hubiese sido posible llevar adelante el juicio y condenarlo a Colombo”, realzó a esta Agencia.

Discurso temerario y golpista

Contundente, el doctor Caraballo no dudó en enmarcar a este tipo de accionar en “un discurso temerario y golpista al que están acostumbrados”.

En ese sentido, alertó por “los golpes blandos”, entre los que citó a los ataques mediáticos y las corridas cambiarias que generan los poderes concentrados, que buscan “degradar la imagen o la moral de las personas mediante los medios monopólicos repitiendo noticias falsas todo el día”.

“Ratificamos que para nosotros la democracia es una forma de vida, pero lamentablemente existen estos personajes como este muchacho que defiende el interés de una empresa de comunicación”, reprobó.

Para finalizar, entendió que “ni siquiera vale la pena iniciar una acción porque el que vive de la miseria humana en algún momento se muerde la lengua y su veneno lo irá carcomiendo, así que no voy a perder mi tiempo”.