Palo Santo: Entregaron sillas de ruedas a dos hermanitos con distrofia muscular congénita

Compartir

Elementos que mejorarán su salud y calidad de vida, beneficiando también a los padres y familiares que se encuentran a su cuidado.

El Gobierno de Formosa, a través del Ministerio de Desarrollo Humano en articulación con el área de educación provincial, efectuó la entrega de elementos ortopédicos, destinados a dos niños que residen en la localidad de Palo Santo, quienes padecen dificultades motrices a causa de una enfermedad congénita.

Se trató de dos sillas de ruedas que fueron entregadas en el hospital de Palo Santo. El objetivo fue mejorar la calidad de vida de los pequeños, dos hermanitos, una niña y un varón, de siete y seis años “que presentan dificultades motrices,  derivadas de una enfermedad llamada distrofia muscular congénita”, comentaron desde la dirección de la Escuela Especial Nº 16, donde reciben el apoyo y la contención adecuada.

Agradecieron al Gobierno de la provincia y al ministro de Desarrollo Humano, el doctor Aníbal Gómez, por atender prontamente el petitorio y por haberse ocupado de esta situación desde el primer momento “que presentamos los trámites y la documentación solicitada”.

Las sillas de ruedas, adaptadas especialmente para cada uno, significarán una nueva oportunidad para los chicos y representan una gran satisfacción para los padres y “quienes los acompañamos, brindándoles día a día, atención y contención”, aseveraron.

Asimismo, destacaron el trabajo conjunto llevado a cabo entre las esferas de salud y educación, para dar una rápida respuesta a este caso, que sin dudas “va mejorar la calidad de vida, no solo de los niños, sino también de los padres y familiares que habitualmente están a su cuidado”.

Por su parte, referentes del servicio de kinesiología, que conforman el equipo técnico de la mencionada institución educativa especial, refirieron que “fue una muy buena noticia. Estamos muy contentos por ellos y es una alegría muy grande, haber podido ayudar a los padres para conseguir estos elementos que va a traer importantes beneficios a la salud integral de los chicos”.

Dieron a conocer que fueron  confeccionadas acordes al tamaño de cada uno y de acuerdo a las necesidades que presentan, porque si bien, “comparten la misma enfermedad con características similares, hay algunas diferencias de movilidad entre los hermanos”, explicaron.

Indicaron que además de facilitar el traslado, son fundamentales para mejorar la postura, lo que hará posible entre otras cosas, que puedan, por ejemplo, participar de una manera más óptima de la instancia escolar. Precisaron en ese sentido que el niño “va cursar segundo grado en el 2022” y la niña «salita de cinco años”.

Con el mejoramiento de la postura “viene también la posibilidad de poder alimentarse mejor, de una mejor higiene. De tener una vida más social y que pueden incluirse un poco más en las actividades y la vida familiar. Que tengan un poco más de independencia, que puedan hacer un paseo por la plaza o asistir a la rehabilitación o a un control médico de una mejor manera, o de estar en un evento social como algún cumpleaños”, ampliaron.