Para Caraballo, “se dio un paso institucional positivo”

Compartir

MEDIA SANCION EN EL SENADO

El abogado Dardo Caraballo opinó sobre la media sanción que logró el proyecto de reforma judicial en el Senado de la Nación, y al respecto sostuvo que  “es un paso institucional positivo” si bien aclaró que no se puede hablar de reforma judicial, “sino que se trata del reordenamiento de la justicia federal y del fuero penal”.

El proyecto de ley impulsado por el Poder Ejecutivo se aprobó por 40 votos a favor, mientras que 26 fueron en contra. Fue un largo debate el que se dio en el recinto de la Cámara alta, que pese a realizar algunas modificaciones a la iniciativa, no contó con el apoyo de la oposición de Juntos por el Cambio. El siguiente paso es el tratamiento en Diputados.

El abogado, quien litiga en las causas de delitos de Lesa Humanidad, hizo dos consideraciones: “Por un lado, aquellos detractores que venían machacando con que el proyecto era inconstitucional e inclusive dos cámaras de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires lo habían declarado inconstitucional, lo que significa derecho de futurología, ya que oponían sin conocer aún la redacción de la letra del proyecto. Y lo segundo, que se decía que buscaba la impunidad de algunos dirigentes; o que iba a aumentar el número de miembros de la Corte Suprema de Justicia”.

El abogado Caraballo

También aludió a las informaciones que circularon en los medios de comunicación porteños, explicando que “para la ampliación del máximo tribunal de justicia del país se requieren acuerdos mucho mayores en el parlamento”.

Por lo que afirmó, que cualquiera fuera el argumento, a favor o en contra, “todos están de acuerdo con que la justicia necesita una reforma”, más allá de las visiones, y los puntos de vista de cada uno, “porque su actual configuración es concentrada”. 

En ese contexto, Caraballo analizó que “lo sustancial de esta reforma es que pone un plazo para la pronta creación del Código Procesal Penal Federal, y consagra el sistema acusatorio, lo cual es un nuevo paradigma”.

Por lo tanto, consideró que “el proyecto lo que busca es el reordenamiento de la justicia federal y el fuero penal, más específicamente; entonces, de ninguna manera se puede hablar de reforma judicial”. 

En esa línea, opinó el abogado y dirigente justicialista que “es un paso institucional positivo” el que se dio con la media sanción en el Senado, marcando además el apoyo que “tuvo de los representantes de las provincias que fue muy importante para lograr su aprobación”. 

Y adelantó que “el debate en la Cámara de Diputados ameritará un tratamiento que debe contar con los académicos del derecho, y todas aquellas personas que tengan interés en aportar y tratar esta iniciativa”.

Por último, recordó que la norma fue una propuesta de campaña del presidente Alberto Fernández, “siendo una ley muy importante en este tiempo de la democracia”.