Compartir

Ante una multitud que desbordo el club San Martin situado en el barrio San Francisco, el candidato a intendente por la ciudad capital por el FdV, Ramiro Fernández Patri, renovó su convencimiento de que “llego la hora de los barrios”, en claro mensaje hacia donde acentuara su gestión -planificada y cuidado al recurso humano- como jefe comunal.

“No venimos a echar a nadie, quédense tranquilos”, expuso en uno de los pasajes salientes de su mensaje, en clara respuesta versiones sobre la inestabilidad de municipales de llegar a la jefatura comunal. Les dijo a los jóvenes que tendrán un rol preponderante dentro de los espacios que generara en la comuna, a quienes renovó su total confianza.

Expuso que se trata del “inicio de la recta final hacia las elecciones del 16 de junio, que no son unos comicios más, sobre todo por los difíciles momentos que transitamos que nos demanda una gran batalla, para lo cual la unidad y militancia casa por casa es fundamental”.

Exhorto a “trabajar para lograr el mejor triunfo peronista de la Argentina junto al compañero conductor Gildo Insfrán. Es una enorme responsabilidad, será todo un símbolo como bastión de la resistencia del campo nacional y popular”, consolidando el “brillo del faro de la unidad nacional encarnado por el hombre más esclarecido que transformo a Formosa, nuestro gobernador”.

Junto a candidatos a legisladores provinciales y también quienes forman parte de más de una veintena de sub-lemas como aspirantes a una banca del parlamento comunal capitalino, “Ramiro” expuso los “enormes desafíos por delante”, que asumió optimista “cristalizarlos con responsabilidad y compromiso junto a los ciudadanos”.

Afirmo que en todo el grupo de trabajo que lo acompaña “se sintetiza el esfuerzo de un conductor, que nos enseño que no debíamos bajar los brazos. Fue el doctor Gildo Insfrán que allá por el 2001 se transformo en un “piloto de tormentas”, que nos dio fuerzas para sortear aquellos difíciles momentos y nos preparo para no dejarnos vencer en este tiempo complejo, actor central de la unidad del peronismo que nuevamente encarnara un modelo nacional y popular”.

Aludió a que durante sus primeros cien días de gobierno se apreciara “la hora de los barrios”, a través de propuestas como: la recuperación de arterias, la intervención de mil cuadras de calles con pavimento y ripio que se comprometió iniciar desde el 11 de diciembre, una “plaza activa” en cada barrio, donde el deporte como cuestión de estado se patentizara y, que “en cada accionar sintetice el modelo formoseño que no tengan dudas se profundizara en la ciudad que la queremos mucho más equitativa”.

Agradeció a la dirigencia de los más de veinte sub-lemas los acompaña, que entiende es “símbolo de la confianza, a quienes como todos los vecinos le decimos que no lo vamos a defraudar”.