Compartir

El vicepresidente primero de la Cámara de Diputados de la provincia, Agustín Samaniego, contrasto a Formosa con inauguraciones de obras y puesta en marcha de planes direccionados a los sectores mas carenciados, como “símbolo de una rebeldía a la oleada neoliberal nacional”.

“Mientras en el país la palabra ajuste es la que prima, aquí se siguen inaugurando obras, conscientes del proceso dinamizador que genera”,  destaco, señalando en la misma línea los 231 trasplantes que lleva hecho el HAC y las más de 1300 cirugías cardiovasculares de alta complejidad, datos surgidos en sus 15 años que acaba de cumplir.

Lamento el legislador la manera en que “se vulnera de diferentes formas y mecanismos a los trabajadores, por supuesto a sus dirigentes gremiales, en Formosa la máxima autoridad provincial, esta junto a unos de los sindicatos señeros”, en directa referencia a las obras de gobierno para el gremio vialero local.

Tras advertir como la política nacional “dolarizo los alimentos y acceder a la canasta básica es cada día más difícil”, expuso que “en oposición en Formosa se lanzo el Plan Nutrir que empezó dándole a 250 familias (de las primeras 15 mil censadas) una ayuda alimentaria para que en sus casas cocinen para sus hijos con alimentos de la producción formoseña”, señalando el sorteo de 407 viviendas.

“Es todo un acto simbólico de rebeldía a este modelo nacional de la oleada neoliberal amarilla, dejando en claro que la misma no atravesara el Bermejo”, sostuvo, afirmando que “tenemos un modelo de justicia social irrenunciable, trabajamos todos los días para que sea una realidad concreta, no negociamos los preceptos de este proyecto”.

Advirtió la “existencia de un grupo de dirigentes políticos formoseños que siguen apostando a este modelo nacional, lo defienden fervientemente sabiendo que tanto daño produce a los argentinos en general y los formoseños en particular”.

“Inclusive algunos que hasta ayer se decían justicialistas ahora presurosas van tras este modelo de exclusión y desocupación pereciera quieren aplicar en Formosa”, afirmo, anticipando su visión de que “el pueblo continuara diciéndole no”