Compartir

El Parlamento del Mercosur (Parlasur) aprobó una declaración de repudio a lo que claramente definió como “golpe cívico militar en curso en el Estado Plurinacional de Bolivia”.

El texto denuncia los graves hechos de violencia política que ponen en riesgo la vida de miles de personas y hace “un llamado a la comunidad internacional para proteger la vida del presidente depuesto, Evo Morales Ayma, de los integrantes del Poder Ejecutivo y del Poder Legislativo, así también como de los Gobiernos locales”.

De acuerdo a lo confirmado por el parlamentario formoseño Ricardo Oviedo, “el tema central de la sesión plenaria del Parlasur ha sido el análisis de la gravísima situación que atraviesa Bolivia y los hechos de violencia que se han desatado en las últimas jornadas que lamentablemente ponen en riesgo la paz social de ese país hermano”.

“Analizamos las cuestiones generales, cómo se han ido dando los acontecimientos y hemos concluido que efectivamente en Bolivia se dio un golpe de Estado y el derrocamiento de un Gobierno constitucional”, manifestó, marcando que “si bien algunos pueden decir que Evo Morales presentó su renuncia lo hizo a impulso de las fuerzas armadas que le ‘sugirieron’ que renuncie cuando ya la policía estaba acuartelada y el poder policial en contra del Gobierno constitucional”.

Subrayó que “todo eso configura claramente una interrupción del orden institucional, un golpe cívico-militar que fue repudiado por todas las fuerzas políticas en el Parlasur”.

A tal efecto, indicó que el Parlamento del Mercosur aprobó una declaración que rechaza el golpe cívico-militar en el Estado Plurinacional de Bolivia, contra el Gobierno democráticamente electo del presidente Morales.

Así también se efectuó “un llamado a la comunidad internacional a demandar la protección de la vida del presidente Morales y los integrantes de los Poderes Ejecutivo, Legislativo y Gobiernos locales, como de sus familiares, ante la ola de violencia desatada por los promotores del golpe de Estado”.

“Creo que esto es muy importante porque hemos visto varias imágenes y videos que muestran que se han incendiado las viviendas de los representantes del Gobierno de Evo -denunció Oviedo-. Se ha quemado por ejemplo la biblioteca del vicepresidente Álvaro Linera, que tiene un valor histórico y cultural impresionante y también se ha vandalizado la propia casa del presidente Morales, destruyéndose asimismo las viviendas de los hermanos y familiares del mandatario, al igual que de sus ministros y funcionarios”.

Críticas a Macri

En ese sentido, el parlasuriano formoseño criticó duramente al presidente Mauricio Macri, quien no sólo evitó hablar de un golpe de Estado en Bolivia, sino que empezó a tender puentes diplomáticos con sus aliados regionales como Jair Bolsonaro (Brasil), Iván Duque (Colombia) y Sebastián Piñera (Chile) para esgrimir un discurso conjunto ante la crisis de Bolivia. Y quien sustentó la línea de Macri fue el canciller nacional Jorge Faurie.

Oviedo fue categórico al repudiar “la actitud que ha tenido el actual Gobierno argentino del presidente Macri”.

“Es realmente vergonzosa la actitud que ha tomado tanto Macri como su canciller Faurie de pretender enmascarar esto y no llamar a las cosas por su nombre”, sentenció, reprendiendo que “jamás han querido reconocer que lo sucedido en Bolivia fue un golpe de Estado, lo cual es muy grave porque nos da muestras claras de que son capaces de encubrir cualquier situación que va en contra de las instituciones democráticas con tal de favorecer la llegada de los representantes de la extrema derecha”.