Compartir

En el marco de la emergencia hídrica por la crecida extraordinaria del río Paraguay y sus afluentes, es constante el monitoreo del anillo de contención de la ciudad capital de Formosa, remarcó el administrador de la Dirección Provincial de Vialidad (DPV), el ingeniero Fernando De Vido.

“El anillo de contención lo conforman los terraplenes de defensas y también todo el sistema de estaciones de bombeo. Todo está funcionando con normalidad ante esta situación en la que estamos con un río Paraguay a la altura de 9,68 metros”, puntualizó el funcionario.

Hizo notar que “estamos siguiendo todo de cerca, controlando y monitoreando en forma permanente, con un funcionamiento que es normal de todo el anillo defensivo de la ciudad capital de Formosa”.

“Queremos llevar tranquilidad a la población ya que se está monitoreando y trabajando”, remarcó el titular de la DPV, señalando que “la napa está alta, pero es un fenómeno natural porque del otro lado de la barrera tenemos una carga hidráulica que es el río en un nivel muy alto y al tener suelos permeables por debajo del núcleo entonces vemos que puede florecer un poco de agua en los patios o en algún sector, pero es normal en una situación de este tipo”.

No obstante ello, De Vido reiteró que “tenemos un monitoreo permanente en todo el anillo defensivo de la ciudad capital de Formosa”, concluyó. 

Con vecinos

De Vido junto al coordinador de la Unidad Provincial Coordinadora del Agua, Horacio Zambon, estuvieron este jueves en la zona del Puerto Nuevo reunidos con vecinos del los barrios Bernardino Rivadavia y San José obrero, escuchando preocupaciones, evacuando dudas y al mismo tiempo exponiendo planes de trabajo en zonas puntuales -como el Caza y Pesca y Federación Medica- de las defensas en esa franja ribereña.

Zambon brindo un detallado informe sobre el pronóstico para los próximos días con respecto al rio desde el Pantanal, cuencas media y baja, señalando anticipos optimistas acerca de una onda bajante para los próximos días, que ya se aprecia en puertos brasileros y algunos paraguayos, y que comenzara sentirse la próxima semana en nuestra provincia.

Se explico acerca de los trabajos que se ejecutaron e incluso dada la dinámica hídrica se ejecutan los refuerzos y correcciones necesarias a partir de una valoración de carácter técnica. Es así que en 2016  se ejecutaron importantes obras enmarcadas en un plan de replanteo de todo el sistema de defensas y capacidad de las bombas de desagote de los cuencos laminares.

Incluso se sumo la incorporación de maquinaria vial a fin de aumentar la capacidad logística ante contingencias climáticas de exceso hídrico.  Los aspectos centrales tuvieron que ver con elevar el nivel de las cotas de las defensas a 12 y 12,20 metros inclusive en determinados sectores,  y así tener una mayor revancha por sobre los 11,50 metros en que se encontraba, incorporar nuevas bombas y así ampliar la capacidad de desagote a lo largo del anillo de defensas.

Esta modificación del sistema contra emergencias hídricas activo la provincia ante el nuevo escenario derivado del cambio climático y, que como se advierta en este tiempo, impacta severamente a nuestra ciudad capital.