Compartir

Con una jornada formativa dirigida a choferes del hospital distrital local

Una nueva capacitación para el personal de salud fue llevada adelante en el hospital de la localidad de Pirané, desde la cual se insistió en el cumplimiento de los protocolos establecidos para el traslado en ambulancia, de pacientes que puedan ser sospechosos o positivos de COVID – 19.

La misma fue organizada por la dirección del nosocomio distrital, que tuvo a su cargo, ampliar los conocimientos de los choferes, apuntando a un mejor manejo, durante los traslados, de los pacientes afectados por el virus.

En ese sentido destacaron el rol que tienen dentro del equipo de salud, remarcando que son los encargados de acercar al paciente hasta los efectores sanitarios para que reciban atención médica. Y son el nexo entre un efector y otro, cuando se determina la derivación y traslado. 

Con modalidad teórico – práctica, en la misma se puntualizaron temas como el uso de los equipos de protección personal, en el que se acentuaron los momentos de colocación, retiro y desecho de cada uno de los elementos: guantes, barbijos, máscaras, camisolines, mamelucos, cofias, antiparras, botas.

Fueron repasadas las medidas de bioseguridad que deben tomarse desde el contacto con el paciente ante la advertencia de los síntomas asociados. “Desde que se activa el protocolo es fundamental respetar el circuito establecido que incluye el ingreso, traslado y egreso del móvil de ambulancia”.

“Todos los traslados son realizados de acuerdo a los estándares de bioseguridad establecidos para COVID – 19, asegurando de esta manera la atención y el resguardo de la salud, tanto de los pacientes como del personal que integra el equipo de salud a cargo del traslado: chofer, médico, enfermero”, explicaron.

Del mismo modo, se habló una vez más de las medidas de higiene que deben ponerse en práctica, resaltando el lavado de manos y el uso de alcohol en gel, como las principales que deben acompañar al uso correcto del equipo de protección personal.

Además, pusieron de relieve la necesidad de realizar una óptima desinfección de las ambulancias, luego del traslado de los pacientes, insistiendo en que es un paso clave “para reducir los riesgos de transmisión y contagio”.

Finalmente hablaron sobre el profesionalismo y la alta calidad humana que requiere la atención a estos pacientes, teniendo en cuenta que el coronavirus viene causando un alto impacto en la salud mental de las personas, no solo de las afectadas por el virus, sino de toda la comunidad.