Compartir

La venta de autos continúa en baja y en marzo se profundizó la contracción que ya acumula siete meses. Según la Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina (ACARA), el índice de patentamientos sufrió una caída del 54,4% en su comparación interanual.

Sebastián Beato, presidente regional de la ACARA, advirtió que “es preocupante porque a nivel nacional ya se superó el 50% de la caída con respecto al año pasado y lo más grave aún es que todavía no tocamos fondo”. 

“No es que nos golpeamos contra el piso y ya empezamos a subir lentamente”, alertó el propietario de Lorena Automotores.

Respecto del mercado local, precisó que “hubo un par de bajas en algunas concesionarias, reducción de personal, pero todavía la crisis no es tan grande”.

“Si bien tratamos de ver y de aguantar, todavía no vemos la luz en el fondo como para decir que va a cambiar”, remarcó.

Asimismo, Beato subrayó que a nivel nacional “hay provincias con estructuras grandes que están muy complicadas”, indicando que “tenemos unas tasas muy altas tanto en los bancos como en las fábricas y además un exceso de stock guardado, por eso estamos preocupados”.

“Las fábricas nos quieren seguir vendiendo, ya que también tienen sus razones y por eso siguen fabricando, pero no estamos encontrando el mercado en la calle. Al no tener financiación y tener esta incertidumbre de qué va a pasar, cada vez estamos peor; se derrumbó el mercado”, concluyó.