Compartir

Se instó a la comunidad a tomar los recaudos necesarios para evitar accidentes domésticos y lesiones no intencionales especialmente en los niños

Esta semana, el equipo del centro de salud “Luis María Codda” del barrio Liborsi dirigió una charla a la comunidad desde la que se abordó la temática de los accidentes domésticos y las lesiones no intencionales, las cuales se producen en su mayoría en los niños pequeños y que pueden evitarse con la vigilancia de los adultos.

La temática desarrollada reunió a pacientes y vecinos, entre los que se encontraban padres, madres y personas que habitualmente están al cuidado de niños de corta edad. “Los puntos que tratamos son de interés para todos pero principalmente para los padres o tutores que son los que tienen que estar atentos evitando que al niño le ocurra un accidente que se puede prevenir”, indicó la directora del centro sanitario, dra Lorena Díaz.

Durante la charla se brindaron una serie de consejos que deben tenerse en cuenta para evitar este tipo de accidentes, los cuales ocurren principalmente en el hogar pero también en la vía pública, sobre todo en el traslado de vehículos como motocicletas. “El propósito es recalcar que un accidente no es una fatalidad, sino una falta de prevención; es decir que si se toman las medidas adecuadas, situaciones que llamamos comúnmente “accidente” puede evitarse”, explicaron los organizadores.

Muchas veces los chicos se lesionan por sucesos  evitables, de causas conocidas y que pueden modificarse. “Por eso es fundamental que los chicos permanezcan bajo la estricta mirada y vigilancia de un adulto, para que este pueda adelantarse y evitar un suceso, que muchas veces, hasta puede ser fatal”, insistieron.

Grandes y chicos sufren lesiones traumáticas que afectan su salud, su integridad y hasta su futuro. En los niños, debido a su falta de madurez y su escaso conocimiento de los peligros en su alrededor, estos episodios aumentan de forma significativa; a la vez que es también mayor la gravedad, la necesidad de internación y las secuelas.

“Más de la mitad de las lesiones que sufren los niños se producen en el hogar. Siendo la cocina uno de los lugares donde los niños pasan mucho tiempo ya que suele estar la mamá o el adulto de la casa. Aconsejamos a las mamás o tutores no conocer con el bebe en brazos y prestar especial atención a lo que hacen los niños”, expresaron
Asimismo, recomendaron “colocar el mango de la sartén hacia la pared y calentar agua y aceite en las hornallas más apartadas”.
En cuanto a las electrocuciones, afirmaron “los nenes repiten lo que hacen los papás y quieren enchufar cualquier cosa que tenga punta como un lápiz o una aguja de tejer, por eso es necesario tener un disyuntor en la casa y tapar el acceso a los toma corriente con tapas plásticas”.
También aconsejaron que “cuando el bebe cumple el mes y medio de vida empiezan a rodar en la cama, por lo que se aconseja no dejarlos solos para evitar las caídas”.
Finalmente recomendaron, para evitar asfixias se aconseja que todos los adornos, sobre todo los pequeños, estén por encima del alcance de los niños. Y recordaron que “un chico puede ahogarse en apenas 15 centímetros de agua” por eso “es muy importante no descuidarse durante el baño”.