Proyectaron cómo sería la situación sanitaria formoseña en el complicado escenario que atraviesan otras provincias

Compartir

También, se propuso redoblar las medidas de prevención y seguridad, por cada formoseño que pudiera enfermarse.

Durante una nueva conferencia de prensa del Consejo de Atención Integral de la Emergencia COVID 19, el médico epidemiólogo Mario Romero Bruno presentó un análisis realizado por especialistas de salud, donde se graficó cómo estaría el contexto sanitario de Formosa si atravesara la misma situación que otras provincias.

“¿Cuántos casos y fallecidos tendríamos si proyectamos a esas provincias con la cantidad de casos que tienen ahora? –planteó-. Para eso, se establecen de la cantidad de casos reales que tienen cada cien mil habitantes que tiene cada una de estas provincias, y para poder compararlas trasladamos eso a nuestros 640 mil habitantes”, explicó el especialista.

Y aclaró: “Cuando hablamos de números parecen fríos, pero detrás de cada uno de ellos pongámosles un nombre, una historia, una familia. Cada uno de los números significa una tragedia para cualquiera que le toque vivirla”.

En ese sentido, reiteró que el jueves pasado hubo 197 fallecidos, que fue uno de los picos más altos en el país y significó ocho fallecidos por hora.

“Sabemos que cuantos más se enferman más se mueren, es una relación lógica. La cantidad de enfermos que hay es aproximadamente de un 95% de personas con síntomas leves, un 5%, graves y de ese 5% un 2,5 o 3% puede fallecer a raíz del COVID”, indicó.

Y aseveró que se informan seis casos nuevos por minuto, de manera oficial, al Sistema Nacional de Vigilancia de la salud.

En ese contexto, Romero Bruno graficó que, si Formosa tuviera la cantidad de contagios que tiene, por ejemplo, Jujuy, contaría con 4377 infectados y 95 muertos.

“Muy cercano a nuestra frontera, sabemos la crisis sanitaria que está viviendo esa provincia, estaríamos en ese mismo escenario que lamentablemente están viviendo los jujeños”, señaló.

Por otra parte, si Formosa fuera Río Negro, contaría con 3474 personas enfermas y 103 fallecidos.

“Cada una de estas saben que demandan atención de salud y acá es donde cada uno esperando una cantidad de contagios tiene una respuesta, una preparación y en eso reiteramos: estamos preparados”, aseguró el profesional.

Si fuera Provincia de Buenos Aires, habría 6832 contagios y 99 muertos; en el caso de Chaco serían 2342 personas contagiadas en lo que va de la pandemia y 131 pérdidas; del mismo modo, si se compara con CABA, existirían 15.924 infectados, lo que da cuenta de 88 contagios por día desde marzo; y 361 fallecidos, que contabilizarían dos muertes por día desde marzo.

“Ante esta situación, las preguntas son de reflexión, que puede alimentar el pensamiento, la razón, pero también hay que poner el corazón; por eso hablo de cada número tiene una historia, es un formoseño más, cualquiera de nosotros podemos lamentar la pérdida de alguien”, reflexionó.

Y agregó: “Entonces queremos que estas cifras posibles nos hagan reflexionar sobre qué podemos hacer cada uno de nosotros individualmente para que no ocurra esto, qué debemos y qué podemos hacer apelando a nuestra consciencia y a nuestras posibilidades”.