Compartir

A 25 años de que el gobernador Gildo Insfrán lanzara el Programa Provincial de Asistencia Integral para el Pequeño Productor Agropecuario (PAIPPA), el ministro de la Producción y Ambiente, el doctor Raúl Quintana, destacó que esta política revolucionaria “trascendió lo productivo” y hoy engloba a todos los formoseños.

En declaraciones a AGENFOR, recordó que ese 15 de septiembre de 1996, “el gobernador Insfrán anunció un montón de decisiones que fueron políticas que tenían que ver con que había un segmento muy importante de la población rural, este estrato de productores que era la mayoría que existía en Formosa, que no estaban incluidos y atendidos porque todos los sistemas productivos estaban volcados hacia modelos más de la Pampa Húmeda o de otras regiones”.

De manera que “ese día (el primer mandatario) innovó, cambió y nos puso en la mesa de trabajo que teníamos que abocarnos a eso”.

“En definitiva, la propuesta del Gobernador fue hacerle saber a esa gran cantidad de productores formoseños que venía un estadista con la decisión de que se queden en el lugar donde trabajaban, porque ahí íbamos a poner el foco. Y así lo hicimos, fuimos trabajando en densificar un modelo de trabajo con producción y con productores”, subrayó el funcionario.

Para llevar adelante esto, el doctor Insfrán desplegó una planificación estratégica, reconstruyendo el tejido productivo con las grandes inversiones que se hicieron para que todos los productores que decidieron quedarse en el campo pudieran contar con una escuela, un centro de salud, caminos, comunicaciones, etcétera.

“A nosotros nos tocó empezar a traer tecnologías adaptadas para esos pequeños y medianos productores”, acotó el titular de la cartera productiva.

No obstante, puso de resalto que el PAIPPA trascendió lo productivo. “Pensábamos en el algodón, la ganadería, la inseminación, el trabajo con los rodeos, pero el PAIPPA trascendió absolutamente todo aquello que tiene que ver con lo productivo y se metió en los pueblos, vinculó la producción con la ruralidad, generando una identidad del productor formoseño que está enlazada directamente con ser paippero”, robusteció.

CRO

Seguidamente, aludió al concepto de Comunidad Rural Organizada (CRO), marcando que “se trabaja con los intendentes, los directores del INTA, el Instituto PAIPPA, los CEDEVA y los demás organismos, a través de la educación y lo científico-tecnológico”, por cuanto “desde las escuelas agrotécnicas y los institutos terciarios, la ruralidad se incorporó de acuerdo a las sólidas bases de desarrollo rural que generó la política PAIPPA”.

De este modo, “se fue armando este espacio comunitario, donde lo que gobierna es el Modelo Formoseño porque cuando se anunció el PAIPPA nunca se pensó que iba a ser tan integral”.

“Se pensaba que esta acción iba dirigida a los productores agropecuarios, pero era para todos los formoseños”, significó a esta Agencia.

“Creo que ese es el espacio más virtuoso, porque el Modelo Formoseño tiene su origen en esta decisión”, con lo cual “institucionalmente, el Ministerio de la Producción y Ambiente sí o sí tiene que coordinar todas las actividades con el Ministerio de Planificación, tenemos que organizarnos y hablar con Economía porque, por ejemplo, el Programa de Soberanía Alimentaria también está relacionado con los paipperos, al igual que el bolsón del Plan Nutrir del Ministerio de la Comunidad”.

A ello se suma lo educativo, ya que “todo lo que estamos planificando en las carreras técnicas y en la formación profesional tiene que ver con esta exigencia que tiene el Modelo Formoseño, que nos demanda un profesional que casi tiene que ser un todólogo, por eso los institutos universitarios”.