Recalcan la importancia de los controles durante el embarazo

Compartir

Los cuidados durante el embarazo apuntan a prevenir distintos problemas de salud que pueden presentarse en la embarazada y su bebé. Cada embarazo es único, por eso es imprescindible que la mamá reciba las recomendaciones adecuadas, tanto si es madre primeriza, como si ya tuvo embarazos anteriores.

Desde el Ministerio de Desarrollo Humano, aconsejan que ante la sospecha de embarazo, las mujeres realicen la primera consulta médica, comenzando así, cuanto antes, con los cuidados y controles necesarios.

Son fundamentales para monitorear el normal desarrollo del embarazo, a su vez prevenir y superar eventuales complicaciones que pueden presentarse en este periodo. Además, en estos encuentros, el equipo de salud orienta a la embarazada en cuanto a la preparación para el parto, lactancia materna y cuidados del recién nacido, entre otros puntos.

Los controles son gratuitos, incluido los estudios y las consultas médicas; además, son diferentes en cada etapa y una buena oportunidad para hacer preguntas para despejar todas las dudas. Si, en algún caso, se detectan factores de riesgo, los profesionales efectúan la derivación hacia un efector donde la mamá recibe un seguimiento más especializado.

En los hospitales y centros de salud, hay un equipo preparado para controlar el embarazo, en todas sus etapas, y brindar la atención, contención y acompañamiento necesarios, para vigilar la salud del binomio madre – hijo.

Carnet perinatal

Al comenzar las consultas, se le entrega a la mamá el carnet de control perinatal. Es importante tenerlo a mano y llevarlo a cada control, ya que allí se irá anotando todos los datos relevados de cada visita, para el monitoreo del embarazo, desde el principio hasta el momento del parto.

Semana 1 a 20

Una vez al mes, desde el inicio del embarazo y hasta la semana de 20, es decir hasta el cuarto mes, la embarazada debe recibir un examen físico completo, que incluye: peso, talla, tensión arterial; medición de la altura uterina y control génito-mamario.

Se le solicita, además, el control odontológico y análisis de laboratorio como: grupo sanguíneo y factor RH; sangre y orina, más otras pruebas para detectar algunas enfermedades infecciosas que se pueden transmitirse al bebé. Se indican también las ecografías, una entre las semanas 11 y 14, y otra entre las semanas 20 y 22.

El obstetra o el profesional a cargo del control revisa el carnet de vacunación y de ser necesario, indica las vacunas que deben aplicarse a la mamá. Se receta ácido fólico y hierro en los casos que así lo requieren. En tanto, instruyen a la embarazada sobre los signos de alarma que deben tener en cuenta para hacer una consulta urgente.

Semana 20 a 26

Entre el cuarto y quinto mes de embarazo, a los controles anteriores se sumarán la medición de los latidos fetales y de los movimientos del bebé. A los análisis de laboratorio se agregarán: urocultivo y una pruebas especiales para detectar diabetes gestacional y enfermedades infecciosas, entre otras. Se revisará que esté completo el carnet de vacunación y se indicarán ecografías. En casos necesarios, se recetarán hierro y otros suplementos especiales.

Semana 27 a 29

Entre el sexto y séptimo mes de embarazo, se repetirán mayormente los exámenes anteriores y se sugerirá a la mamá iniciar un curso de Preparación Integral para la Maternidad (PIM), el cual es ofrecido gratuitamente, por el equipo de cada centro de salud desde una perspectiva integral, ya que participan profesionales de distintas especialidades a fin de dar a la embarazada la asistencia y apoyo necesarios, principalmente para evitar complicaciones en esta etapa y llegar en óptimas condiciones al momento del parto.

Semana 33 a 35

En el octavo mes, nuevamente deben reiterarse las evaluaciones anteriores, sumándose a ello, un cultivo destinado a detectar el estreptococo B, bacteria que puede afectar al bebé durante el parto. Y se solicitará una nueva ecografía.

Semana 38 a 40

Además de los controles habituales de los meses anteriores, el equipo de salud enseñará a la mamá a reconocer los signos del inicio del parto, charlará con ella sobre la internación, parto y post parto; lactancia materna y le dará consejos sobre los métodos anticonceptivos que están disponibles de forma gratuita y que podrá utilizar luego del parto.

Vacunas

Las vacunas indicadas para el embarazo están incluidas en el Calendario Nacional de vacunación. Son gratuitas y obligatorias, y conforman una estrategia sanitaria clave para proteger a la mamá y al bebé de numerosas enfermedades.

Las embarazadas deben recibir: Vacuna triple bacteriana acelular, que debe aplicarse una dosis, luego de la semana 20 de gestación para proteger al bebé contra la difteria, tétanos y tos convulsa.Vacuna contra la Hepatitis B, durante el embarazo se puedeiniciar o completar el esquema de 3 dosis; cabe aclararse que una vez completo el esquema no es necesario volver a vacunarse.Vacuna antigripal, la dosis anual se puede recibir en cualquier trimestre del embarazo.

Paralelamente, es importante que las embarazadas reciban el esquema completo de la vacuna contra el coronavirus, en cualquier etapa de la gestación, a las cuales se puede acceder gratuitamente, acercándose a cualquiera de los vacunatorios fijos COVID, habilitados tanto en la capital como en el interior de la provincia.