Compartir

Consejos para los veraneantes que decidan viajar: beber abundante agua,  aplicarse repelente y protector solar. Además de tener las vacunas completas, cuidarse con los alimentos y llevar siempre un botiquín

Desde la cartera Sanitaria provincial se brindó recomendaciones a aquellos viajantes que visitaran diferentes destinos turísticos durante las vacaciones de verano. Las sugerencias consisten en tener completo el calendario de vacunas de toda la familia, aplicarse siempre repelente antimosquitos al estar al aire libre y, protector solar en la piel cada dos horas, tomar agua mineral o potabilizada, en lo posible evitar comer alimentos preparados en la vía pública y llevar un botiquín de primeros auxilios.

Debido a que es común en esta época del año las altas temperaturas y constantes lluvias se recordó que “pueden presentarse en algunas regiones argentinas y países vecinos, la proliferación de mosquitos, como los pertenecientes a la familia de los Aedes Aegypti, vector de los virus del dengue, chikungunya y zika, entre otros, por este motivo recomendamos el uso de repelente” recomendaron desde la cartera sanitaria provincial.

Es por esta situación se aconseja la aplicación de repelente cada tres horas, especialmente en horas tempranas por la mañana y al caer la tarde.

Las altas temperaturas pueden provocar deshidratación

En esta época del año “los cambios repentinos del tiempo, más la humedad reinante pueden ocasionar efectos adversos para la salud. Por ejemplo: la exposición a altas temperaturas puede generar deshidratación y esto podría ocasionar un golpe de calor; producto a que el cuerpo pierde agua y sales esenciales para su buen funcionamiento. El agua para rehidratarse o para la ingesta diaria, debe ser mineral o potabilizada”.

Además, “para evitar los efectos dañinos de la radiación solar sobre la piel, se indicó a los veraneantes “no exponerse al sol durante las horas picos, de 10 a 17”. Usar protector solar con FPS mayor a 50 en las zonas descubiertas del cuerpo repitiendo la aplicación cada dos horas”.

Lavado frecuente de las manos con agua y jabón

Para cuidar la salud y divertirse al máximo los días de vacaciones sin pasar por  alteraciones innecesarias, es significativo “lavarse con frecuencia las manos con agua y jabón, en especial antes de las comidas y luego de ir al baño. Con respecto al consumo de alimentos se recomienda, no ingerir alimentos crudos o de venta callejera, para evitar infecciones gastrointestinales, común en los viajantes”.

Para finalizar recordaron desde el ministerio de Desarrollo Humano “que teniendo en cuenta la higiene personal, beber agua confiable, comer alimentos en buen estado, usando protectores  para el sol, como también repelentes, y no exponerse en hora pico al sol, se estarían evitando contratiempos en relación a la salud”