Compartir

Pasadas unas semanas de los violentos hechos acontecidos en la localidad de Ingeniero Juárez, desde la Defensoría del Pueblo se informó que la actual situación social en dicha Comunidad es absolutamente normal con actividades comerciales, sociales, educativas, de salud y otras tanto públicas como privadas, con un desarrollo habitual, funcionando todos los servicios esenciales con normalidad.

El Ombudsman Leonardo Gialluca, destaco la labor de la Policía Provincial quien se encuentra trabajando actualmente en el lugar con aproximadamente 200 hombres, todos equipados adecuadamente con los recursos logísticos y móviles necesarios.

Recordó que los incidentes se iniciaron el día 17 de abril a las 19 horas aproximadamente donde un grupo de 15 a 20 originarios transitando por la Av. Deguen desde el Sector del Cementerio en el Barrio Obrero hacia la vía Férrea y luego al volver cometen 5 hechos de vandalismo contra la propiedad, además de vecinos y delitos contra la seguridad y el orden público; registrándose en consecuencia las causas judiciales 135/17 c/ Tentativa de robo y en banda, lesiones e intimidación publica, 136/17 c/ Asociación Ilícita, robo en poblado y en banda, intimidación pública, daño e instigación a cometer delito; 137/17 s/ Intimidación pública, daños y amenaza; 138/17 c/ Instigación a cometer delito , intimidación pública y daño; 139/17 c/ Intimidación pública, robo en poblado y en banda. 

“De todos estas actuaciones surgieron indicios y elementos que sindicaban a un grupo conformado por originario reconocido por “El grupo de Macedonio Bautista” , siendo individualizado varios de ellos y posteriormente se ordenó llevar  a cabo un allanamiento en el domicilio de Macedonio Bautista en el barrio Obrero con la autorización del Juez de Instrucción y Correccional, Marcelo López Picabea el cual no pudo concretarse ya que el procedimiento fue interrumpido por familiares, resultando lesionado el Oficial Ayudante Ayala Iván José”.

Así las cosas los hechos vandálicos se extendieron a la comunidad criolla del barrio Villa Hermosa y siendo la noche del miércoles 19 y madrugada del 20 que un grupo de originarios ataco con proyectiles, gomeras, cascotes y todo tipo de elemento a l personal policial apostada en el lugar, lo que finalizo aproximadamente siendo las 2 de la mañana. Asimismo la noche del jueves 20 otro grupo de originarios en cercanía del cementerio agredía brutalmente al personal policial, situación que se extendió desde las 21  hasta las 3 de la mañana, en esa oportunidad un personal policial es lesionado lo que provoca la reacción de vecinos criollos surgiendo una serie de incidentes que culminaron a las 5:30 de la mañana”, relato.

Incluso expuso que “once efectivos policiales fueron lesionados, además de producirse la sustracción de una escopeta policial y es allí donde se procede a la aprehensión del ciudadano originario Agustín Santillán el día viernes en horas de la tarde;  como así también se procede a la detención del ciudadano Gustavo Ariel Quiroga, criollo residente en el barrio Villa Hermosa quien por las redes sociales de Facebook habría publicado amenazas contra originarios”.

Advirtió Gialluca que “no se debe dejar de lado que también el día viernes a las 15:05 hs ingreso lesionado con herida de arma de fuego el originario Juan José Grande quien es trasladado a la Ciudad de Formosa, investigando actualmente la Justicia las responsabilidades de todos estos hechos que llevo a concentrar a la Comunidad Criolla sobre la Ruta Nacional Nº 81”.

Como consecuencia de todos estos acontecimientos negativos, desde la Defensoría del Pueblo, se encararan acciones y gestiones conjuntas con las Autoridades constituidas de la localidad de Ingeniero Juárez, coordinadamente con las fuerzas de seguridad provinciales y en donde a través de Mesas de Trabajo tanto con originarios como con criollos, se recreen los espacios de dialogo necesarios para neutralizar a la violencia, a la venta e ingesta indiscriminada de alcohol, como así también de estupefacientes,  pues la verdad real de los hechos es que, “ no podemos irresponsablemente incluir a todos como actores directos o indirectos de los acontecimientos antes descriptos, pero si los individualizados como autores de hechos tipificados por el Código Penal deberán cumplir con las sanciones y condenas que la Justicia oportunamente determinen y nadie debe victimizarse, o tratar de ampararse en Organismos como el INAI, o sus abogados contratados, que han salido a manifestar públicamente hechos que deberán probar en los estrados judiciales, bajo apercibimiento de tener que hacerse cargo de lo expresado”.