Renovaron prestaciones de salud en parajes del extremo oeste

Compartir

En las recorridas se difundieron, asimismo, consejos para prevenir el COVID y cuidar la salud en general.

Con la modalidad de atenciones planificadas en terreno, se renovaron los operativo de atención primaria de la salud, destinados a las familias de las comunidades Nagady, Madrugada, 14 de Julio y El Churcal, ubicadas en el oeste provincial, a pocos kilómetros de La Rinconada.

Bajo protocolos de atención establecidos para la prevención del coronavirus, profesionales y agentes del centro sanitario de La Rinconada, concretaron atenciones integrales de salud para todas las edades, controles, la aplicación de las vacunas del Calendario y otros tantos servicios de salud.

Los vecinos recibieron consultas médicas desde las especialidades de clínica médica y pediatría; controles de enfermería y una instancia de exhaustiva revisión de los carnets de vacunación con el respectivo suministro de las dosis faltantes, “ya sea para completar o para iniciar los esquemas de cada vacuna, teniendo en cuenta las edades y las condiciones específicas de salud”, describieron desde la dirección del centro de salud.

Controles antropométricos de peso y talla, medición de la tensión arterial y glucemia, latidos y frecuencia cardíaca, fueron algunos de los exámenes realizados. A esto se sumó una completa evaluación nutricional, a fin de detectar trastornos vinculados a la alimentación que puedan afectar el normal crecimiento “principalmente de los más chiquitos”, puntualizaron.

Por otra parte, el equipo de salud brindó una serie de recomendaciones para que las familias pongan en práctica “diariamente” hábitos sanos que “son sencillos, prácticamente sin costos y muy efectivos, tanto para cuidar la salud en general y para prevenir enfermedades, entre las que se cuenta actualmente el COVID 19”.  

Entre ellas se destacaron: el lavado de manos frecuente con agua y jabón, el uso correcto del barbijo, en todo momento al salir de la casa, y mantener la distancia física con otras personas, al menos de 2 mts. “Estas medidas no solo nos protegen del coronavirus, sino que nos ayudan a evitar muchas otras enfermedades”, se dejó como mensaje fundamental a las familias de cada paraje.

En la misma línea se solicitó que las personas “sigan yendo a los controles programados, que no falten. Tampoco que dejen de hacerse los estudios que se les indica, sobre todo cuando están programados, porque aunque estamos en pandemia, debemos seguir controlándonos periódicamente. Siempre con los cuidados pero debemos cumplir para mantenernos sanos”, explicaron detalladamente.

El equipo de salud entregó medicamentos, suplementos vitamínicos y todo lo necesario para que los vecinos puedan cumplir con los tratamientos prescriptos por los médicos. “También hicimos evaluaciones oftalmológicas y se iniciaron tratamientos para la recuperación de problemas mínimos de la vista detectados”.