Compartir

Los múltiples chequeos de salud acompañan al renovado contingente de niños que cada semana asiste a la Colonia 2018 en el Complejo “Evita” y Parque Infantil “Paraíso de los Niños”, para vivir en plenitud sus vacaciones a través de juegos recreativos, entretenimientos, y actividades deportivas acuáticas y en terreno, planificadas desde el gobierno de la provincia.

En este marco, un equipo interdisciplinario del ministerio de Desarrollo Humano continúa trabajando de manera incesante para dar a los colonos una completa cobertura sanitaria, que además de las numerosas evaluaciones médicas también ofrece charlas grupales sobre diferentes temas para cuidar la salud.

Médicos, odontólogos, obstetras, enfermeros, vacunadores y nutricionistas integran el equipo junto a otros profesionales que benefician allí la salud de cada niño asistente, asegurándoles un disfrute de los juegos del natatorio y de los demás espacios recreativos y educándolos sobre conductas que fomentan una vida más sana.

Estos días los colonos representan a los barrios: El Porvenir, 1 de Mayo, Municipal, San Isidro, San Andrés, Libertad, 8 de Marzo, entre otros tantos que componen nuestra bonita ciudad. A los que se suman también grupos provenientes de distintas localidades del interior formoseño.

Acerca de los controles el equipo médico explicó puntualmente que ayer, al igual que cada día, los pequeños recibieron: chequeos pediátricos establecidos desde distintas especialidades (cardiología, dermatología, nutrición y clínica médica). Estos abarcaron “medición de peso, estatura y talla, temperatura, tensión arterial; revisación motriz y consultas para niños con antecedentes de factores de riesgo y con síntomas agudos estacionales”.

Cabe señalarse que si algún niño “requiere de una atención más especializada se contacta a los padres o tutores para la programación de un turno en el centro de salud de su barrio o en el hospital de la Madre y el Niño o en el hospital odontológico según la afección o sintomatología detectada”.

Además, en caso que sea necesario realizar la derivación a un efector sanitario en el momento posterior a la atención médica en el complejo recreativo, el equipo médico se contacta de forma inmediata con móviles del SIPEC (Sistema Integrado Provincial de Emergencias y Catástrofes) “que se encarga del traslado de los pequeños pacientes”, detallaron respecto a la modalidad articulada del trabajo en red que realiza el sistema de salud provincial para velar por la salud de los estos chicos.