Compartir

El concejal justicialista capitalino Adrián Muracciole, quien además es economista, fustigó al Gobierno Nacional por “genuflexo o sumiso” ante los especuladores financieros, que vienen presionando haciendo subir el dólar para que les aumenten las tasas de interés de las Leliq, lo cual finalmente terminó realizando el Banco Central, llevándolas a un nuevo récord del 60%.

Consultado sobre el comportamiento del dólar, que fue “planchado” por el Gobierno Nacional hasta las venideras elecciones PASO, advirtió que “vienen 5 mil millones del Fondo Monetario Internacional (FMI) y como este organismo ya autorizó que se gasten en cualquier cosa los especuladores financieros quieren que toda esa plata sea fugada a los paraísos fiscales”.

“Entonces, lo que está haciendo el Gobierno de Mauricio Macri es ‘quemar’ la plata del Fondo para sostener el tipo de cambio y cuando termine de hacerlo nos va a quedar la deuda externa y no tendremos los dólares para pagarla”, rechazó, categórico.

Explicó que “como los especuladores saben que mientras más rápido se lleven la plata mejor, sino hay que repartirla entre más gente, están presionando con esta leve suba dólar para que les incrementen las tasas de las Leliq, porque evidentemente el 58% de interés no les alcanza, quieren 70% u 80%”.

“Como el Gobierno Nacional trató de mantener las tasas de las Leliq, los especuladores financieros hicieron una ‘mini corridita’, les suben un peso el dólar, para decirles que les suban la tasa de interés. ¿Y qué hizo el Gobierno Nacional? Muy genuflexo con los poderes financieros les subió la tasa y la llevó al 60%”, criticó Muracciole.

Por otra parte, cuestionó duramente la política económica neoliberal que lleva adelante la gestión de Cambiemos, privilegiando a los intereses concentrados en detrimento de la industria nacional, las pymes y los comercios.

“El campo puede generar empleo si hace agregación de valor en origen, por ejemplo, si se están desarrollando los tambos, las queserías o las fiambrerías, que es todo lo que vino cerrando por las políticas del Gobierno Nacional –condenó-. Cuando el campo es sólo exportación de soja a China, como plantea este modelo económico nacional, eso lo único que genera es ganancia para las empresas agro exportadoras concentradas”.

Expuso que “la explicación del crecimiento no es solamente que el campo se dinamizó con la devaluación y vendió mucho a China, la explicación es que cayeron un 25% las exportaciones porque las pymes están cerrando e importan maquinaria. Es decir, se destruye la capacidad importadora de las industrias y entonces no están industrializando bienes de capital, por lo tanto están produciendo menos, echan 200 mil personas a la calle y están cerrando las persianas 43 pymes por día”.

“Ese crecimiento a nosotros no nos sirve porque es un crecimiento concentrado que solamente beneficia al 20% de la población más rica de la Argentina”, remarcó, contundente.