Compartir

Desde el Ministerio de Desarrollo Humano se informó que durante estos días se encuentra llevándose a cabo una nueva actividad de vacunación antirrábica en la localidad de General Belgrano. Esto fue acompañado además por la desparasitación canina y felina.

Cabe señalarse que este accionar sanitario se concreta en el marco de la campaña antirrábica gratuita que viene desplegando la cartera de salud pública a lo largo y ancho de la provincia en distintas ciudades, localidades, parajes y comunidades del interior.

“Es un trabajo que llevamos adelante con  los municipios, de forma conjunta, en con el objetivo de inmunizar contra la rabia a perros y gatos y evitar de este modo la transmisión de esta enfermedad que también puede afectar a las personas”.

En la oportunidad se establecieron cuatro postas de vacunación: sede del edificio de la municipalidad, barrio Obrero, polideportivo municipal y barrio 33 Viviendas con el objetivo de optimizar las actividades y “poder aplicar la vacuna a la mayor cantidad posible de animales objetivos, que eran todos los perros y gatos que aun no habían recibido la dosis de antirrábica anual”, comentaron los encargados del operativo.

Acerca del compromiso manifestado por los propietarios de las mascotas, los operadores señalaron que “Los vecinos acuden a la invitación de traer a sus animalitos y vacunarlos. Un buen balance a lo largo de estos tres días que trabajamos. Contentos con la actitud y la responsabilidad que podemos observar de parte de los dueños”.

La rabia: la importancia de prevenir

Los profesionales sanitarios recuerdan que las principales medidas de prevención de rabia son: vacunar obligatoriamente a perros y gatos a partir de los 3 meses de edad y revacunarlos anualmente, evitar el contacto con caninos y felinos desconocidos o callejeros y también con murciélagos, especialmente si están caídos o con signos de enfermedad. También, en el caso de mordeduras, se solicita consultar al Centro de Salud más cercano.

Es fundamental tomar conciencia e informarse para evitar esta enfermedad, sobre todo aquellas personas que poseen mascotas en sus domicilios. “La vacuna es necesaria no sólo es para proteger a nuestras mascotas, sino a nosotros mismos porque la rabia es una enfermedad que se contagia a través de la saliva de perros y gatos especialmente, y también de animales silvestres como: murciélagos, zorros, zorrinos y coatíes. Afecta severamente el sistema nervioso de los mamíferos, incluyendo al ser humano”.