Compartir

Con su tradicional mensaje, el gobernador Gildo Insfrán dejará oficialmente inauguradas este miércoles 1° de marzo, las sesiones ordinarias de la Legislatura y existe expectación respecto de sus definiciones políticas.

El acto está programado para las 9,30 horas, según la convocatoria efectuada por el presidente nato de la Legislatura, Floro Bogado a efectos de la apertura del período cuadragésimo cuarto de sesiones ordinarias, del parlamento provincial.

Pese a la particular situación de la economía nacional, es casi seguro que, una vez más, el mandatario comience su mensaje con los resultados de la política fiscal y todo indica que serán números que ratifiquen un nuevo ejercicio en un contexto de un ordenamiento y gestión responsable. De todos modos, Insfran ya fue claro que aunque pueda bajar en la celeridad de su ejecución, “no se detendrá el avance del modelo formoseño”.

“Existe enorme expectativa sobre el mensaje del primer mandatario”,  afirmo el presidente del bloque de diputados del PJ, Agustín Samaniego, señalando que los legisladores “aguardan ansiosos el discurso del gobernador Gildo Insfrán ante la Legislatura, previsto para el 1 de marzo”.

“Como es tradicional y marca la Constitución, el gobernador hará un balance de gestión del año pasado, rendirá cuentas a la población del año difícil que fue el 2016, con la aplicación de una política neoliberal que genera ajuste, recesión, disminución de la actividad económica, con un perfil más concentrado en algunas provincias y en desmedro de las más alejadas del poder central” adelantó.

Dijo que “a pesar de todo ese contexto, cerró el año pasado inaugurando, trabajando, anunciando nuevas construcciones, este año también tiene gran cantidad de escuelas y centros de salud para inaugurar, y estamos esperando su análisis del contexto internacional, nacional donde se desarrolla la realidad formoseña, porque nadie es una isla, estamos muy influenciados por los conflictos internacionales, latinoamericano, nacional, bastante cambiante y que nos lleva a tener preocupación”.

Sobre la postura que adoptará el bloque opositor, señaló que “lo que nosotros busquemos es que trabajemos en equipo, que los reclamos a la Nación sean en forma conjunta, es absolutamente evidente que si continúa esta política no va a llegar a buen puerto la Argentina, y más aún provincias como la nuestra. Son representantes elegidos por el pueblo de Formosa, si bien de manera minoritaria, pero deben comprometerse con el destino de Formosa y es evidente que este gobierno nacional en nada benefició a nuestra provincia.

“Preguntémosles a los jubilados, a los pequeños productores, a las pymes, a los grandes empresarios en qué los beneficiaron las políticas nacionales. Pero si les preguntamos a los productores de soja de la Pampa Húmeda si están contentos con las políticas nacionales van a decir que sí, lo mismo con las mineras”.

Señaló que “no abandonamos el modelo formoseño y seguimos trabajando a pesar de este contexto con fe y esperanza, y sabiendo que parte de nuestro destino depende de nuestras propias manos y fuerza, luchando siempre de forma democrática para que el gobierno nacional cambie el rumbo, para que se den cuenta que de esta forma no nos benefician al conjunto de los argentinos”.