Compartir

Agustín Samaniego, candidato a diputado nacional por el Frente de Todos (FdT)-Formosa, reprochó que “en cuatro años en Formosa el Gobierno Nacional de Mauricio Macri sólo hizo 20 kilómetros de la ruta 11, lo cual es un símbolo del olvido que han tenido para con nuestra provincia”.

En el marco del operativo solidario “Por Nuestra Gente, Todo” que el gobernador Gildo Insfrán encabezó este sábado en el barrio capitalino “Divino Niño”, el legislador provincial del PJ remarcó que “se vive un clima de alegría y de victoria que vamos a tener los formoseños y los argentinos” el 27 de octubre próximo, en las elecciones generales, resaltando que “no va a ser una victoria de una parcialidad, sino una celebración de todos”.

Ponderó que “la semana pasada el gobernador Insfrán estuvo en el oeste, entre Yema y Pozo del Mortero, donde se inauguró una desmotadora de algodón, la primera del oeste formoseño”, subrayando que “en una Argentina donde no paran de cerrarse fábricas y de dejar trabajadores en la calle en Formosa sucede eso”.

“En el último año en nuestro país un argentino o una argentina perdió el trabajo cada un minuto y medio”, lamentó, contrastando que “este viernes, el gobernador Insfrán en el barrio Luján inauguraba la obra educativa 1370 de su gestión de Gobierno”.

En ese sentido, Samaniego hizo notar que “en contraposición vino también la semana pasada un ministro de la Nación (Guillermo Dietrich) a inaugurar 20 kilómetros de la ruta 11. Sí, en cuatro años en Formosa el Gobierno Nacional de Macri sólo hizo 20 kilómetros, lo cual es un símbolo del olvido que han tenido para con nuestra provincia”.

Ejemplificó graficando que “si nosotros quisiéramos terminar el tramo Formosa-Resistencia a ese promedio faltarían 30 años para hacer la autovía”, marcando que “Néstor Kirchner pavimentó en la ruta 81 nada más 340 kilómetros en tres años y dos días”.

“Esos parecerían ser dos países, pero no –abundó-. Son dos modelos desarrollo y dos tipos de gobernantes. Uno es aquel que piensa un tipo de sociedad para pocos y es conducido por Macri. Y el otro es un modelo de justicia social que piensa en el pueblo y que defiende un solo interés, que es el del pueblo y es conducido por el gobernador de todos los formoseños, el doctor Insfrán”.

“Esa desmotadora que se hizo en el oeste formoseño es producto de una planificación, un proyecto, porque la radicación de una industria de ese tipo, de una fábrica, hubiese sido impensada si no teníamos las rutas, si no había energía eléctrica, si no manejábamos nuestros recursos hídricos o las comunicaciones. Eso se da porque existe una planificación”, señaló.

Elecciones

A su vez, indicó el candidato que “qué bien nos hubiera ido en este país si en estos cuatro años no hubiera gobernado el modelo neoliberal. Y lo de Macri también es un plan, también forma parte de un modelo que es un modelo de saqueo, que generó riqueza para unos pocos y pobreza y tristeza para la mayoría de los argentinos. Además, nos está dejando un condicionante que va a durar décadas como es el híper-endeudamiento”.

“Eso es lo que nosotros decidimos el 27 de octubre”, remarcó, interrogando si “¿vamos a permitir que se continúe haciendo tanto daño y generando tanto dolor a los argentinos? ¿Vamos a apoyar a aquellos que desde el primer momento y hasta hoy apoyaron a este modelo nacional que olvidó a Formosa y ahora se hacen los desentendidos y se quieren desmarcar? A ellos les decimos que los formoseños tenemos memoria y sabemos que Ricardo Buryaile es Macri. Buryaile apoyó y apoya todas las medidas de Macri”.

Puso de relieve que “la responsabilidad que tenemos es enorme: enfrentar los desafíos del presente y diseñar un futuro digno para todos. La historia formoseña nos exige un acto patriótico, una verdadera patriada, porque vamos a poner a la Argentina de pie. Estamos ante el amanecer de un nuevo renacimiento de la Argentina, en donde los formoseños vamos a ser los protagonistas de esa construcción”.

Tras corear junto a la multitud: “¡Se siente, se siente, Alberto presidente!”, Samaniego exclamó: “Alberto Fernández va a ser el próximo presidente de los argentinos y Cristina Fernández de Kirchner nuestra querida vicepresidenta. Claro que sí”.

“Estemos convencidos de que con nuestras manos vamos a lograr ese gran triunfo, esa gran victoria –exhortó-. Estemos convencidos de que le vamos a devolver la esperanza al pueblo. Vamos a volver para hacer felices a los millones de argentinos”.

Para finalizar, eufórico, manifestó: “Vamos a volver para que a partir del 10 de diciembre el sol de la justicia, la igualdad y la solidaridad ilumine a la Argentina, el mismo sol que ilumina todos los días a nuestra provincia iluminará a cada rincón de la Argentina”.