Compartir

Las provincias argentinas endeudadas en dólares como Buenos Aires, Córdoba, Chubut, Mendoza, entre otras, quintuplicaron su deuda durante los tres años y medio del Gobierno Nacional de Mauricio Macri.

“Cuando el Gobierno Nacional comenzó este raid de endeudamiento, donde ellos establecían que su forma de volver al mundo era pedirle plata prestada a todos, obligó de una forma u otra a que muchas provincias que estaban en una situación compleja también salgan al mercado de capitales a pedir deuda”, examinó el contador y analista económico Julio Svartz.

Mencionó a modo de ejemplo al Chaco, que “tuvo que sacar un bono en dólares para mantener el pago de haberes y todas sus acreencias”, marcando que “otras provincias alineadas al Gobierno Nacional como Buenos Aires se endeudaron fuertemente, donde hasta hace poco estaba de ministro de Economía Hernán Lacunza, hoy al frente de Hacienda de la Nación”.

A su vez, pormenorizó sobre el caso de Córdoba, un estado clave para el macrismo. “También aprovecharon esta corriente de endeudamiento y se endeudaron”, expuso Svartz.

“Hoy la situación se vuelve compleja para estas provincias en un escenario donde el Gobierno Nacional ha declarado un default selectivo en algunos títulos de tenedores de bonos, porque esa deuda de los estados provinciales está en dólares y en leyes extranjeras”, advirtió.