Compartir

El licenciado Julio Arroyo, a cargo del departamento de Inmunizaciones de la provincia, se manifestó con preocupación por el marcado faltante de vacunas de calendario. Esto tiene que ver con discontinuidad en los envíos que debería realizar Nación, lo que deja a la población expuesta y a la cartera de salud local sin una valiosa herramienta de prevención.

“Desde este departamento queremos presentar una grave queja para que la población esté al tanto de lo que está pasando en cuanto a las vacunas del calendario nacional de vacunación, las cuales son obligatorias y gratuitas pero que no se pueden aplicar por la faltante que existen en 6 vacunas diferentes”, expuso.

Señaló que “esto es responsabilidad de la Secretaria de Salud del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, son ellos los que no están enviando las vacunas del calendario a la provincia de Formosa, a tal punto que en este momento tenemos 4 vacunas en faltante, es decir, no hay dosis y otras 2 vacunas que quedan escasas dosis”.

Ante ese panorama, no dudó en admitir: “Esta situación es crítica y grave porque al no haber vacunas se está exponiendo población vulnerable a ciertas enfermedades que se pueden prevenir al aplicarse las dosis que establece el calendario nacional de vacunación”.

Población vulnerable

Arroyo comentó que los más vulnerables son los niños menores de 1 año, los adultos mayores de 65 años, las mujeres embarazadas y las personas con problemas del sistema inmunológico.

Detalló que específicamente las vacunas en cuestión son: las vacunas BCG que se colocan a los niños recién nacidos antes de ser dado de alta en el lugar de nacimiento tiene que recibir esta vacuna que previene las formas invasivas y graves de la tuberculosis.

La otra vacuna que también está en faltante es la vacuna pentavalente que se coloca a los lactantes a los dos, a los cuatro, a los seis y a los quince meses, con una sola dosis estamos evitando cinco enfermedades: difteria, tétano, coqueluche, hepatitis B y la poliomielitis.

“Otra vacuna que tenemos escasa dosis es la vacuna triple bacteriana que se coloca al ingreso escolar, es decir a los chicos entre los 5 y 6 años. Es una única dosis y prevenimos el tétano, coqueluche y difteria. Tres enfermedades que se previenen en una vacuna”, expresó.

Añadió que “también está en faltante es la vacuna contra el rotavirus  que es una vacuna de administración vía oral que es muy tolerada por los lactantes, se aplica a los dos y a los cuatros meses y es para prevenir, fundamentalmente, la diarrea y la deshidratación por el virus llamado rotavirus. Tenemos otra faltante de vacuna hace mucho tiempo y es contra la meningitis o meningococo, de esta vacuna hemos recibido muy pocas dosis en lo que va de año, ni siquiera el 20% de lo que necesitamos para trabajar, y el año pasado recibimos solo el 50% es la vacuna. Es una vacuna que se coloca a los 3, a los 5 y a los 15 meses de vida de los lactantes”.

Suspensión de envíos

El funcionario provincial explicó que el año pasado lo que era el Ministerio de Salud de la Nación suspendió la única dosis también de esta vacuna que se colocaba a los adolescentes a los 11 años, y nos habían asegurado que íbamos a tener las dosis para los lactantes, lo cual no están cumpliendo hace bastante tiempo en ninguna parte del país.

“Así es que estamos llamando a consideración a toda la población a estar al tanto de lo que está pasando con las vacunas que deberían ser proveídas por nación y no lo están haciendo. La aplicación de estas vacunas es un derecho adquirido en el gobierno anterior en el que se han incorporado más de 12 vacunas al calendario”, manifestó.

“Cuando asume el presidente Néstor Kirchner el calendario tenía 8 vacunas, cuando lo entrega la presidenta Cristina Fernández de Kirchner lo hace con 20 vacunas. Cada vacuna tiene una importancia fundamental porque lo que prevenimos son enfermedades que pueden ser potencialmente mortales. Por lo tanto, es conveniente siempre tener las vacunas al día que tener que tratar las enfermedades que se pueden prevenir con su aplicación”, relató.

Por parte explicó que de Nación “no tenemos una respuesta concreta, no hay ningún comunicado oficial, no nos dan explicaciones de ninguna clase. Nosotros tenemos fehaciente conocimiento que el motivo es porque nación no está emitiendo el pago de las dosis que ya pidió el año pasado para tener este año”.

“Los laboratorios producen las vacunas con un año de anticipación, es decir, ahora en el 2019 se va a realizar el pedido para el 2020 y los laboratorios van a producir lo que Argentina le solicita pero solo le va a entregar la cantidad que Argentina pague, es ahí donde está el problema. El país no está pagando la cantidad de vacunas que realmente se necesita para cubrir la población de nuestro país”, explicó.

“Con la no aplicación de las dosis correspondientes, en tiempo y forma, a la población estamos en un verdadero riesgo de introducir enfermedades de las cuales hoy no estamos hablando gracias a las vacunas que tenemos en el país y que son obligatorias y gratuitas”, abundó.