Compartir

El intendente de Clorinda, Manuel Celauro, subrayó que por “directivas precisas” del gobernador Gildo Insfrán la asistencia integral a los afectados por la crisis hídrica que se registra en esa zona se materializa “sin distinciones de nacionalidad” entre ciudadanos argentinos y paraguayos.

“Estamos pasando un momento difícil por la crecida del río, que sigue creciendo. En las últimas 24 horas creció cuatro centímetros más y en este momento estamos recibiendo a mucha gente que viene del lado paraguayo, de Nanawa y Beterete Cué, ya que ellos no tienen defensas y se refugian en el territorio argentino”, expuso el jefe comunal clorindense.

Estimó que “cerca de mil personas paraguayas son las que están en Clorinda”, marcando que “se trata de una crecida importante”, por lo que el servicio de la balsa está suspendido. “Nanawa tiene un 95% bajo agua”, lamentó.

En ese sentido, valoró que el Gobierno provincial, a través del Comando de Emergencia “nos permitió que nosotros podamos ayudar a toda esta gente para trasladar sus cosas y asistirlos con bolsones de alimentos, chapas, mercaderías, medicamentos, etcétera, en un trabajo conjunto con organizaciones no gubernamentales y movimientos sociales”, marcando que “todos hacen su aporte para que la gente esté un poco mejor”.

“En esta circunstancia, sería aflorar la miseria humana si uno tiene que estar mirando el partido político o nacionalidad -enfatizó Celauro-. Además nosotros tenemos una directiva precisa del gobernador Insfrán, que siempre fue clarísimo en que acá no tiene que haber discriminación absolutamente de nadie, de hecho la prensa paraguaya lo reconoce permanentemente, como así también lo hizo en su momento el propio ex presidente Horacio Cartes”.

Destacó que “creo que en el nombre del doctor Insfrán hemos sido reconocidos también todos nosotros porque desde el lugar que nos toca estamos trabajando para llevar a cabo sus directivas”.

“Nosotros vamos casa por casa para ayudar, no preguntamos si es argentino o paraguayo, si hay muchos votos o pocos”, subrayó, categórico.

Explicó que “a las personas se las asiste con bolsas de alimentos, además de parte de REFSA se les está suministrando energía eléctrica sin costo alguno, hay controles diarios de la salud pública y fumigaciones en el sector, podemos decir que tenemos la situación bajo control.