Compartir

En el marco de la conferencia de prensa del Consejo de Atención Integral de la Emergencia “Enrique Servián”, el médico infectólogo Julián Bibolini brindó el parte diario de los pacientes con COVID-19 internados.

Señaló que “Entre las personas que están cursando activa la infección en toda la provincia, hay un grupo que evoluciona desfavorablemente y necesitan la UTI, con peor pronóstico y por ese motivo, más posibilidades de fallecer”.

Remarcó que se trata de 126 pacientes internados en UTI en los distintos hospitales de la provincia preparados para esta contingencia y advirtió que se observa “una estabilización en ese número, no hubo un aumento a pesar del aumento de casos del interior provincial” aunque advirtió que “Es muy temprano definir si eso se mantendrá igual o no”.

El médico insistió en que “Es el grupo que más nos preocupa, porque actuar antes ya sea con la vacunación o con las medidas que ya todos conocemos como lavado frecuente de manos, uso del barbijo y el distanciamiento social evita que las personas lleguen a esa instancia, con alta posibilidad de morir, por supuesto”.