Se realizó el primer remate del año de Cabañas Formoseñas Integradas

Compartir

Salieron a la pista 180 reproductores, machos y hembras, en el predio de la Sociedad Rural de Formosa.

Se realizó este sábado 13 el primer remate del año de Cabañas Formoseñas Integradas, con rodeo de excelente genética, adaptado a la región.

El ministro de la Producción Alejandro García recorrió los corrales junto a los referentes de la asociación, que nuclea a 17 cabañas de toda la provincia, y los felicitó por la buena calidad de la hacienda, de las razas Brangus, Braford y Brahman.

En contacto con Agenfor brindó además un reconocimiento especial a la organización de cabañeros que hace 21 años trabaja en la provincia en pos del crecimiento y desarrollo de la ganadería, con el acompañamiento del gobierno provincial, con la implementación del Programa Ganadero, el Plan Toros y el Fondo Fiduciario Provincial para el financiamiento del sector.

Subrayó que los reproductores que salieron a la pista son hechos en Formosa, rústicos y adaptados a nuestros campos, lo cual permitió un salto de calidad en genética de los rodeos de la provincia.

“Se pueden ver lotes parejos, uniformes en cuanto a su definición, su genética y esto se puede ver también en los predios de los paipperos, porque durante mucho tiempo con financiamiento del gobierno de la provincia de Formosa, a través del Plan Toros, vimos una muy buena genética, producto de un trabajo planificado” enfatizó.

El presidente de CFI Hermann Nenning señaló a Agenfor que se trata del remate número veintiuno de la asociación, con 180 reproductores, tanto machos como hembras, donde se expone el trabajo de las cabañas de todo el año.

“El grupo está integrado por 17 cabañas, de toda la provincia, traemos la mejor hacienda que tenemos, luego de dos años de sequía, son nacidos y criados acá, hechos por cabañeros locales” expresó.

Reconoció asimismo que “Hay un acompañamiento del gobierno provincial, siempre tratamos de consensuar trabajos y llevar adelante la producción de Formosa”.

Consideró además que el aporte genético que realizan los animales producidos por las cabañas formoseñas “es muy bueno” y se ve reflejado en los remates de invernadas, donde se ven hijos de toros o vaquillonas producidos por estos cabañeros.