Se recomienda a la comunidad continuar extremando los cuidados para evitar la circulación y transmisión del coronavirus

Compartir

Desde el Ministerio de Desarrollo Humano de Formosa recomendaron, una vez más, la importancia que tiene el autocuidado, como barrera clave para evitar el coronavirus. Al tiempo se sigue alentando a los vecinos a cumplir con las medidas establecidas por el Gobierno de la Provincia,  a fin de disminuir los riesgos de contagio.

Recordaron en ese sentido, que “el virus se mueve si nosotros nos movemos, se mueve con nosotros, a través de nosotros. Si no nos quedamos quietos, podemos poner en riesgo a otras personas, inclusive a las que más queremos”.

Por eso, es importante, evitar trasladarse de un lugar a otro constantemente y salir de la casa solamente para lo más indispensable, es decir: adquirir alimentos, productos de limpieza  o medicamentos.

“Al llegar a la casa, debe hacerse la desinfección de los insumos que se traen desde afuera, higienizarse la suela de los zapatos y lavarse las manos, con agua y jabón, como primera medida, antes de tocar cualquier otra cosa o superficies”.

Sobre el barbijo indicaron que debe colocarse al salir del hogar y usarse en todo momento, mientras se permanezca en la vía pública e instituciones. Debe quedar ajustado a la cara y cubrir perfectamente la nariz, boca y mentón. Para retirarlo, debe hacerse desde las tiras de los costados, sin tocar la delantera.

Asimismo, se apela a la comunidad a mantener la distancia social, entendida como el distanciamiento físico entre personas, el cual debe ser de al menos 2 metros, medida que debe ser estricta desde el momento que se sale de la casa.

El lavado de manos, debe hacerse con agua y jabón, frotándose las manos “tanto las palmas como el lado opuesto, entre los dedos y los puños. Luego enjuagarse con abundante agua y secarse con pañuelo descartable, toalla o repasador, limpios”.

Para la higiene de manos, se sugiere también el uso de alcohol en gel “cuando no es posible lavarse con agua y jabón”. Se recuerda que es de utilidad, siempre y cuando la suciedad de las manos no sea visible. De lo contrario, es necesario usar agua y jabón.

Igualmente, evitar compartir objetos personales: cubiertos, vasos, repasadores, toallas, mate, tereré. Desinfectar las superficies de contacto para el uso común, acentuando por ejemplo: perillas de luz, picaportes, pasamanos, teléfonos, teclados, escritorios, mesadas, canillas y grifos, y otros similares. Y ventilar los ambientes diariamente.