Compartir

Se recomienda a los vecinos colaborar desde sus casas aplicando las medidas preventivas diariamente.

Durante todo el año en nuestra provincia las brigadas, dependientes del ministerio de Desarrollo Humano de Formosa, trabajan ininterrumpidamente con el fin de eliminar al mosquito del género Aedes aegypti en su estado adulto y de larva.

En este marco, desde la cartera de salud local recuerdan a cada uno de los vecinos y familias que es de suma importancia eliminar todos los reservorios de agua limpia que se pueda acumular en las casas y la periferia, poniendo especial énfasis en estos días de lluvia.

En la jornada del viernes 31 de enero, las brigadas sanitarias estarán trabajando con fumigaciones espaciales en los barrios: Villa del Carmen, Carlitos Junior, Santa Isabel, Nueva Pompeya, Laura Vicuña,16 de Julio, Sagrado Corazón de María, La Nueva Formosa,12 de Octubre, Lote 111, Divino Niño, El Quebrachito, Liborsi, San Jorge, Parque Industrial, Laguna Siam, Mariano Moreno, Villa del Rosario, Incone, La Alborada, Hipólito Irigoyen, Illia 1, Illia 2, 17 de Octubre, Conosur, El Hornero, Covifol, Guadalupe, 7 de Noviembre, Parque Urbano I, Parque Urbano II, Zona Facultad, Libertad, Virgen Niña, Colluccio, San Isidro Labrador, Malvinas.

Así también, las acciones contra el mosquito vector Aedes aegypti  incluirá y las fumigaciones domiciliarias, descacharrizado, entrega de repelentes y material gráfico informativo en los barrios: Don Bosco, La Pilar, La Nueva Formosa y San Juan I.

Evitemos los criaderos

Para evitar la formación de nuevos criaderos, se recomienda a los vecinos eliminar o tratar debidamente todos los recipientes contenedores de agua. También  limpiar canaletas, tejados, sumideros, rejillas, desagües y cualquier lugar similar.

Otras de las medidas que deben cumplirse son: desmalezar y limpiar patios, jardines y espacios verdes de los alrededores concurridos por las personas.

También se deben lavar y limpiar cada día bebederos y comederos de animales domésticos y mascotas; limpiar y cambiar diariamente el agua de floreros y portamacetas; rellenar o tapar huecos, agujeros y pozos que se encuentre en la tierra, paredes, troncos y otros objetos; hacer que sea optimo el drenaje de las macetas para que el agua no se estanque.