Compartir

Tras el anuncio nacional en profundas reformas en lo impositivo-fiscal, laboral y previsional, en la provincia con cautela salieron a esbozar opiniones frente a lo que plantean leer bien la letra chica y señalar la labor fundamental que le demandara a los legisladores nacionales por Formosa en “defender nuestros derechos”.

Sobre el particular, el administrador del Fondo Fiduciario para la Construcción de la provincia, el licenciado en Economía Jorge De Vido, advierte que “son cambios que siempre propicio la ortodoxia, que el FMI demando  en su informe del 9 de noviembre de 2016 luego de hacer una revisión de nuestra economía”.

Alude a la preocupación de gremios que temen a que  puede llegar a ser una vuelta a los 90 en materia de flexibilización laboral y pérdida de derechos de los sectores trabajadores, y aunque se aplaude el llamado al diálogo y al consenso, pero hasta que no vean la letra chica, desconfían de las reformas que propone el Gobierno nacional.

De Vido expuso que “se pretende achicar el déficit”, marcando que el mismo viene teniendo una escalada que “en este ejercicio será record ya que estará en el orden de los 600 mil millones de pesos”, para lo cual las opciones son “achicar gastos o recaudar más”.

Aunque entiende que “hay que terminar de ver bien la letra fina y estar atento”, aludiendo a que por ejemplo “se hablara con los gobernadores a partir de que se apunta a una quita porcentual o reducción del Impuesto a los Ingresos Brutos y el de Sellos, que son gravámenes provinciales. Nación no puede modificarlos por sí mismo, así que fundado en que generan una distorsión quieren convencer a los mandatarios de las provincias a que los reduzcan”.

Sin embargo señala que “se habla además del Impuesto al Cheque y Ganancias que son coparticipables, los que de sufrir reducciones afectaran a las cuentas provinciales ya que afectaran la masa coparticipable”, de ahí que aludiera a que “en todos estos aspectos es donde los legisladores nacionales por Formosa tendrán una tarea fundamental en defender a la provincia en el seno del Congreso”.

Alude a “ver cuál es la decisión final y la manera en que estos recursos que se perderán serán reemplazados, algo que varios gobernadores ya lo señalaron”.