Servicio gratuito de rehabilitación post COVID en el hospital de Día 2 de Abril

Compartir

Ofrece atención a vecinos de todos los barrios y de otros puntos de la provincia.

“El principal objetivo es devolverle al paciente la calidad de vida que tenía previo a la enfermedad, a través del plan de rehabilitación que le damos en este servicio”, comentaron las referentes del servicio de kinesiología, quienes se encuentran a cargo del programa de rehabilitación post COVID en el hospital de Día 2 de Abril.

El equipo está conformado por médicos, enfermeros, kinesiólogos, nutricionistas, odontólogos, técnicos en Rayos X y en laboratorio, y otros profesionales, que según las necesidades, colaboran con el equipo terapéutico para contribuir cada uno, desde su especialidad, con la recuperación del paciente.

Actualmente, tienen 20 pacientes en tratamiento “divididos en dos grupos de 10 personas cada uno”. Los encuentros son 2 veces por semana, los martes y jueves, a partir de las 8.30.

“Vienen pacientes de cualquiera de los 23 barrios que componen nuestra área programática pero también vienen desde otros barrios, derivados desde otros centros de salud y hospitales. Inclusive, tenemos pacientes que vienen desde el interior y desde clínicas y sanatorios privados”, describieron.

Actividades

Al referirse a las actividades de rehabilitación, explicaron que son “kinésicas – físicas” con una duración de 45 minutos, aproximadamente, y son acompañadas de controles previos o bien, si se presenta una necesidad específica “se hace el correspondiente control. Y un control integral que se hace estrictamente cada 3 meses”.

Señalaron, que los ejercicios están diseñados para hacerse en tres etapas: entrada en calor, el ejercicio en sí y la vuelta a la calma con la distención y relajación. Previo a los ejercicios “charlamos un ratito, intercambiamos cómo está cada uno y les pedimos que nos cuenten si tienen alguna novedad y luego se comienza con los ejercicios”.

Hicieron notar que, “frecuentemente”, hay pacientes que no están en óptimas condiciones para hacer los ejercicios que se plantean, entonces, se modifican para ellos sobre la marcha “se cambian por otros para que los puedan hacer”.

Ampliaron, que en situaciones especiales “pacientes que están más complicados con la o las secuelas” y requieren una terapia más personalizada, son citados para hacer actividades aparte y una vez que están como para integrarse al grupo “se los suma a las actividades grupales”.

Mencionaron al respecto que “muchos pacientes no solo están afectados por secuelas post COVID, sino que además tienen otras patologías de base, como diabetes, hipertensión, sobrepeso u obesidad, pero por suerte todos van evolucionando muy favorablemente”.

Encuentros entusiastas

Sobre lo anterior, pusieron de relieve que la terapia de rehabilitación no solo le sirve al paciente para su recuperación física, sino que, además, le permite “sociabilizar lo que les pasa, les hace ver que no solo le sucede a ellos. Les hace bien y se nota, porque vienen con muy buen ánimo a los encuentros, les gusta mucho asistir y a pesar de los dolores o de otros síntomas, compartir les da entusiasmo, les cambia la vida. Relacionarse es lo que los ayuda psicológica y socialmente a recuperarse”.

“Sabemos que el coronavirus afecta varias funciones del organismo y en su mayoría los pacientes fueron afectados también por neumonía. Y hay un gran porcentaje que quedó con mucha fatiga y falta de memoria, entre otras secuelas. Pero este plan propone, paralelamente, dar contención psicológica a los pacientes que, por ejemplo, sufrieron mucho el encierro y otras cuestiones. Venir al grupo y compartir con otras personas que padecieron lo mismo los ayuda a saber que no están solos, que pueden mejorar y van a salir adelante”, detallaron.

En tanto, aseguraron que uno de los principales objetivos es que los pacientes aprendan los ejercicios en los encuentros, pero “que los repliquen en sus casas, ni bien puedan hacerlos solos, para así fortalecer la rehabilitación y, al mismo tiempo, para que vayan adoptando un estilo de vida saludable con el hábito de la actividad física diaria”.