Siguen controlando la salud de los escolares primarios en todo el territorio

Compartir

Con evaluaciones desde distintas especialidades y poniendo énfasis en la aplicación de las vacunas del Calendario

Niños que concurren a la escuela primaria -EPEP Nº 305- de la comunidad San Isidro, cercana a Villa Escolar, en el sureste de la provincia, fueron beneficiados con un nuevo operativo del Programa de Libretas de Salud Escolar, mediante el cual se reforzaron, en ellos, los controles integrales destinados a corroborar su buen estado de salud.

Dicho accionar fue llevado adelante por un equipo del efector sanitario de la mencionada localidad, que realizó atenciones médicas, acompañadas por mediciones antropométricas (medición de peso, estatura y talla); controles odontológicos; chequeos auditivos y visuales; y otros completos exámenes pediátricos, establecidos para cada edad.

Vacunación HPV

Del mismo modo, fueron controlados uno por uno los carnets de vacunación y se aplicaron las vacunas correspondientes, según lo establece el calendario vigente. En esta ocasión, fue aplicada la segunda dosis de HPV a las niñas y niños de 11 años “con la cual, completamos el esquema de dos dosis, indicado”, informaron desde el servicio de inmunizaciones del efector.

Cuidados

Igualmente, se brindaron consejos para cuidar la salud bucal y se invitó a los padres a llevar periódicamente a los niños a la consulta odontológica “que pueden hacerla en nuestro centro de salud, es gratuita como los demás servicios disponibles para la comunidad y debe hacerse como mínimo cada 6 meses”, recalcaron.

Asimismo, se promovió la buena salud de los niños, a través de la práctica diaria de hábitos sanos, entre los que destacaron: el consumo de alimentos sanos, hacer actividad física todos los días, no estar tantas horas frente al televisor y otros aparatos electrónicos.

En tanto, se recordó a los chicos y a los padres que acompañaron, los cuidados para evitar la transmisión y contagio del virus COVID – 19, subrayando mantener la distancia física entre personas de al menos 2 metros, usar barbijo al salir de la casa, lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón, sobre todo al volver de la vía pública.