Solalinde: “Las consecuencias de la pandemia en Formosa” se deben a los fallos judiciales

Compartir

Rubén Solalinde, intendente de Riacho He Hé, manifestó que “estamos viendo hoy en toda la provincia las consecuencias trágicas y dolorosas de la pandemia de COVID-19”, por el creciente aumento de los contagios y fallecimientos, reprochando que esto se debe a los fallos judiciales emitidos contra la política sanitaria implementada desde el Consejo de Atención Integral de la Emergencia COVID-19 “Dr. Enrique Servián”.

En declaraciones a la Agencia de Noticias Formosa (AGENFOR), hizo referencia a la resolución emitida por la Corte Suprema de Justicia de la Nación, al entender que ésta marcó “un antes y después”, ya que “mientras tuvimos las herramientas necesarias por la decisión del gobernador Gildo Insfrán, se logró cuidar la vida y la salud de cada formoseño y formoseña”.

Expuso que hasta esa resolución “en Riacho He Hé, como en la mayoría de las comunidades del interior provincial, no se registraban casos positivos de coronavirus”, puesto que “los primeros contagios se diagnosticaron recién el 28 de marzo”.

Categórico, marcó que ello deja en evidencia que las acciones judiciales impulsadas por dirigentes de la oposición, además de la complicidad de los medios hegemónicos porteños, impactaron de lleno en las exitosas medidas y estrategias sanitarias adoptadas por el Gobierno de Formosa.

Ante esto, reiteró que “estamos preocupados y ocupados” porque “enfrentamos a un enemigo invisible”, reflexionando que “necesitamos de todos para luchar contra esta adversidad que azota al mundo”.

Enfatizó que “la responsabilidad es compartida” porque a las decisiones de las autoridades competentes, junto a la denodada labor que viene llevando adelante el personal de salud y seguridad desde el inicio de la pandemia, “también la ciudadanía tiene que hacer su gran aporte en la toma de conciencia de cuidarnos”.

Finalmente, puso de relieve que “tenemos una comunidad muy colaboradora”, concluyó.