Svartz: «Los dólares que necesita la Argentina únicamente los consigue por exportación y agroexportación»

Compartir

El gobierno nacional dispuso la eliminación del tope de 4 pesos por dólar a la retención del 12 por ciento que había sido dispuesta por el gobierno de Mauricio Macri en septiembre de 2018. La resolución que adoptó el gobierno de Alberto Fernández este sábado último es el de volver a fijar esta retención adicional en el 12 por ciento, como en septiembre de 2018, pero, disponiendo que para una lista de productos ese derecho de exportación sea del 9 por ciento. Es decir, tres puntos menos que el fijado por Macri 15 meses atrás.

«Se actualizó un impuesto que ya estaba, no es que se creó un nuevo impuesto», aclaró el Director de Control de la Gestión del Sector Público, profesor Julio Svartz.

Recordemos que la resolución de Cambiemos, apoyada por Ricardo Buryaile, aplicó una retención adicional a todas las posiciones del conjunto arancelario. La soja pagaba un 18% y otras no (0%), como el trigo, maíz, carnes o leche en polvo, y así la retención total vigente a partir de septiembre de 2018 pasó a ser del 30 por ciento para la soja, y del 12 por ciento para los que antes no estaban gravados. Pero, como a la vez les fijaba un techo a las nuevas retenciones de 4 pesos, en la práctica convirtió esa retención porcentual del 12 por ciento en una retención fija de 4 pesos, que porcentualmente resultaba cada vez menor a medida que la cotización del dólar, en pesos, subía.

«Lo que se hizo ahora fue una actualización y adecuación de la medida que implementó Mauricio Macri en su gestión. Estos 4 pesos por dólar habían quedado totalmente desactualizados de lo que es hoy un dólar a 62 y 63 pesos», aseveró, a la vez que recalcó «lo que se hizo fue eliminar ese monto e instaurar un 9% que es lo que recuperan todos los otros productos que no tenían retenciones y que también pagan los productos manufacturados industriales, algo que la soja no estaba pagando».

Sobre el tratamiento que dan diferentes medios de comunicación a la medida, el profesor afirmó que «están desinformando», y que «son medidas que el país necesita para este momento de crisis».

Agregó, «es una ley de emergencia, tenemos que establecer que los dólares que necesita la Argentina únicamente los consigue por exportación y agroexportación. Querer generalizar al campo y llevarlo al productor bananero es una falacia, ya que las retenciones no afectan a ese sector , lo que afectó al sector bananero fue la apertura de las importaciones de frutas y hortalizas por parte de Cambiemos, los mismos que hoy salen a decir que las retenciones son malas», culminó.