“Trabajamos en forma incesante para proteger la salud de los formoseños”, destacan

Compartir

La Escuela de Cadetes es uno de los más de 40 Centros de Aislamiento Preventivo (CAP) que están distribuidos en el territorio para alojar a los comprovincianos que retornan a través del Programa de Ingreso Ordenado y Administrado.

Además, constituye una muestra cabal de la eficiente estrategia sanitaria establecida por el gobernador Gildo Insfrán, la cual hace que Formosa sea la provincia con menos casos de COVID-19 en el país y sólo un fallecimiento por esta enfermedad.

La doctora Laura Filipini es la coordinadora del equipo técnico-sanitario de los CAP de la provincia y en contacto con AGENFOR manifestó que “actualmente son 44 los centros de aislamiento, pero se van sumando nuevos por la demanda que estamos teniendo en las últimas semanas”.

Indicó que “desde que comenzó esta estrategia sanitaria, se ha dispuesto que los directores de los centros de salud que tienen formados sus equipos se hagan cargo de los CAP, dependiendo del área programática”, explicando que “después fuimos expandiendo, ya que al abrirse más centros desplegamos los equipos”.  

En ese sentido, puso de resalto la exhaustiva capacitación que desde la provincia se les brindó a los profesionales de salud sobre el COVID-19, el uso adecuado de los elementos de bioseguridad y otros aspectos sustanciales para enfrentar al virus, remarcando que ello abarcó a todas las localidades del territorio. “El objetivo fue darle seguridad primero al equipo de salud y en eso trabajamos muchísimo”, aseveró.

Sobre los ingresos que de manera desordenada se producen mediante los hábeas corpus, advirtió que ello “ocasiona tensión porque cómo se controlan tantas entradas y el miedo es a que desborde nuestro sistema”. No obstante, de manera categórica, aseguró: “No vamos a permitir que eso ocurra”.

Cuidados

Por su parte, el comisario inspector Cristian Riveros, director de la Escuela de Cadetes, enfatizó a esta Agencia que “en este contexto de pandemia estamos en una situación de privilegio”, marcando que “en la Policía nos formamos para atender a las personas, así que poder trabajar de esta manera y poner a disposición nuestra casa es fundamental”.

“Es emocionante y digno de destacar cómo se trabaja en Formosa contra el COVID porque es un acto de amor fidedigno el hecho de cuidar a las personas –acentuó-. Si bien no podemos equipararnos a las comodidades que hay en las casas, ponemos todo de nosotros en los cuidados que les damos, que ellos también nos retribuyen, así que creo que eso quedará en el recuerdo de ambas partes”.

A su vez, detalló que el CAP que funciona en el Instituto Superior de Formación Policial, más conocido como la Escuela de Cadetes, posee una capacidad máxima de 145 personas, divididas en cinco circuitos. Cada uno de ellos está integrado por siete habitaciones, ya que a cada una sólo pueden ingresar cinco personas.

Tras señalar que más de 1000 personas ya cumplieron allí su cuarentena, destacó en cuanto al grupo de trabajo que “somos una gran familia. Están los efectivos policiales, los médicos, enfermeros, psicólogos, trabajadores sociales, nutricionistas, el personal de derechos humanos, de la limpieza, entre muchos otros. Y trabajamos unidos, tal como nos dice nuestro conductor, el doctor Insfrán”.

“La provincia de Formosa está llevando adelante una lucha épica contra el coronavirus –destacó Riveros-. Quizás esto no sea entendido por muchos, pero acá se defiende la vida a toda costa. Trabajamos en forma incesante para proteger la salud de los formoseños y mantener este estatus sanitario. Realmente es algo muy loable”.

Atención integral

Asimismo, la directora del centro de salud del barrio San Antonio, la doctora Carina Guillard, responsable del CAP de la Escuela de Cadetes, precisó que “llevamos adelante un equipo interdisciplinario porque se logró una cohesión para desarrollar todas las acciones, respetando las directivas del Ministerio de Desarrollo Humano”.

Comentó que “hay diversas situaciones que se presentan, algunas veces nos toca ‘bajar’ a las 2 o 3 de la madrugada, que es cuando se produce un ingreso y durante el transcurso del día se realizaron los hisopados”.

“Nuestro estado sanitario se mantiene a raíz de la excelente atención que se brinda, ya que se cuida al extremo cada etapa”, significó la especialista.

Recalcó que la asistencia durante los 14 días de aislamiento es integral, ya que además de atender todo lo relativo al COVID, también se controlan otras patologías de base que puedan tener las personas. Además se brindan los medicamentos necesarios, la contención psicológica, se programan actividades respetando el protocolo, entre otras.

En tanto, la oficial principal Claudia Benítez Bruno refirió a AGENFOR que “formo parte de un amplio equipo compuesto por médicos y profesionales de la salud que todos los días tenemos nuestra comunicación y forma de trabajo. Hemos aprendido muchísimo y es un honor ser parte de este gran grupo”.

“La coordinación policial hace la asistencia y la contención a todas las personas que se encuentran aisladas –expuso-. Junto con el equipo médico hacemos las visitas diarias y nos interiorizamos de las situaciones y vemos qué necesitan”, señalando que “como ahora tenemos muchos estudiantes vamos planificando todas las herramientas para que puedan acceder a sus clases y sus exámenes”.

Resaltó que “tratamos que la atención sea la mejor posible porque son nuestros comprovincianos y estamos dando cumplimiento a las medidas dispuestas por el Gobierno provincial para preservar el estado sanitario de Formosa. Es así que vamos a seguir acompañándolos en este proceso de aislamiento”.

Unidad

El doctor Daniel Duarte es emergentólogo e integrante del cuerpo médico de la Escuela. Ante esta Agencia aseveró que “es un placer trabajar y saber que aportamos nuestro granito de arena para que entre todos mantengamos nuestro estatus sanitario, ya que como bien lo dice nuestro Gobernador, acá se tiene que trabajar con unidad”.

Siguiendo ese precepto, significó, “todos trabajamos con un único objetivo, que es el bien de los hermanos formoseños”.

Finalmente, Belén, una joven oriunda de El Colorado que está cumpliendo su cuarentena en la Escuela de Cadetes, destacó la atención que reciben los allí alojados.

“Estamos muy bien, la atención y el trabajo son excelentes, desde la higiene, las comidas, el wifi, entre otros”, ponderó, marcando que “soy estudiante del tercer año de Farmacia en Roque Sáenz Peña, Chaco, así que tener acceso a Internet es muy importante. Estoy cursando materias y rindiendo, así que es necesario contar con una buena red para seguir con el dictado de clases”.

Recalcó que “tanto el área de salud como los policías brindan una excelente atención, estamos muy agradecidos por tenernos en cuenta. Realmente pasamos nuestro aislamiento como si estuviéramos en nuestras casas”.

“Hasta tenemos ganas de quedarnos acá, porque con el correr de los días además de crear una amistad con las chicas de convivencia, nos tratan tan bien que nos acostumbramos y nos preguntamos ahora cómo nos vamos a ir a nuestras casas”, finalizó.