Compartir

El subsecretario de la Producción Sustentable, el ingeniero Alejandro García, subrayó que es “permanente el trabajo de relevamiento, asistencia y acompañamiento a los productores” desde la Comisión de Emergencia Agropecuaria en la zona del oeste formoseño afectado por la crecida extraordinaria del río Pilcomayo.

“En estos últimos 15 días hemos realizado dos reuniones de la Comisión de Emergencia Agropecuaria”, informó, detallando que en Formosa “hemos mantenido un encuentro con las instituciones del sector productivo y en el oeste, en Ingeniero Juárez, tuvimos una reunión donde se abordó esta problemática por las crecidas y los desbordes del río Pilcomayo, que en esta oportunidad ha venido con mucha agua y sedimentos”.

Remarcó que “se trata de una crecida extraordinaria que está afectando a los pobladores de esa zona de territorio provincial” y precisó que en el marco de la Ley Nacional de Emergencia Agropecuaria N° 26.509 “tenemos la obligación de congregarnos como Comisión de Emergencia ante el requerimiento, en este caso, de los productores y la necesidad de cumplimentar todos los procesos administrativos y con el accionar del Gobierno de la provincia de manera de paliar esta situación y poder asistir a estos formoseños que están siendo afectados”.

El ingeniero García resaltó que “estamos en alerta y programando reuniones para la semana que viene en Las Lomitas, donde vamos a reunir a todos los productores organizados y a instituciones”.

“Es un trabajo permanente de relevamiento, asistencia y acompañamiento a los productores y mantenemos diálogos continuos”, manifestó el funcionario, puntualizando que “tenemos equipos técnicos que están trabajando en distintas localidades del Departamento Patiño”.

Consultado sobre la función de la Comisión de Emergencia Agropecuaria, detalló que “busca, primero, la declaración en este caso si se dan todas las condiciones, que hasta el momento creo que está todo fundado como para ir hacia una declaración de emergencia en nuestra provincia, lo cual es a propuesta de la Comisión Provincial de Emergencia, con todos los informes del Ministerio de la Producción y Ambiente y organismos nacionales como ser el INTA. Y luego el decreto del gobernador Gildo Insfrán”.

Sobre los pasos que implica el proceso de declaración de emergencia, indicó que en un primer término “tenemos que delimitar un espacio geográfico, físico, establecer los porcentajes de pérdidas, en este caso de la ganadería, cumplimentar y llegar a un decreto del Gobernador”.

“Luego se presenta el mismo junto con los informes a la Comisión Nacional de Emergencia Agropecuaria que se reúne a solicitud de las provincias y, una vez que toda esta documentación esté presentada y aprobada nuestra emergencia, se debería homologar por el Gobierno Nacional a través del Ministerio de Agroindustria”, finalizó.