Compartir

Si bien las brigadas sanitarias dependientes del ministerio de Desarrollo Humano provincial trabajan arduamente durante todo el año con amplias labores preventivas, el compromiso de las familias es de vital importancia, ya que el insecto deposita sus larvas en las casas, patios y aledaños.

Este género de mosquito busca permanecer cerca de las personas porque se alimenta de su sangre, es por ello, la necesidad de eliminar cualquier posible criadero,tanto en el interior como en el exterior de la casa (jardines, balcones y terrazas).

En primer lugar, hay que retirar aquellos recipientes inservibles que acumulan agua, como ser: botellas, latas, bolsas, potes, cubiertas, juguetes y otros elementos en desuso que muchas veces se acumulan como basura en el hogar.

Hay otros elementos, en cambio, que no se pueden eliminar, como macetas vacías,palanganas, portamacetas, baldes, entre otros. En estos casos hay que eliminar el agua, y dar vuelta los recipientes o bien taparlos.

Además,se deben tapar tanques, cisternas y otros grandes contenedores de agua. “El mosquito puede dejar sus huevos tanto en lugares grandes como en otros más pequeños, como tapitas de gaseosas que están tiradas en el patio”, revelaron desde Salud.

Igualmente,medida esencial es proteger el cuerpo de la picadura de este insecto, por ello al permanecer en lugares abiertos se recomienda aplicarse repelente, teniendo en cuenta que debe ser renovado cada tres horas ya que sus efectos duran por este periodo de tiempo.

Este miércoles, y como todos los días, un nuevo ciclo de fumigaciones espaciales y trabajos domiciliarios tendrá lugar en las localidades de  Ingeniero Juárez, Laguna Blanca, Riacho HeHe, Clorinda, Las Lomitas, Los Chiriguanos, y zonas cercanas a estas.