Tras varios días de búsqueda, la Policía detuvo al hombre implicado en el femicidio de Adriana Vargas

Compartir

Así lo confirmó el comisario general y jefe de la Unidad Regional Uno, Víctor Tellez, quien indicó que el procedimiento fue llevado a cabo por personal de la Sección Robos y Hurtos del Departamento Informaciones Policiales.

Tellez encabezó este mismo viernes una conferencia de prensa, de la que participó además el jefe de Delitos Informáticos comisario mayor Néstor García y la jefa de la Dirección General de Violencia de Género y Violencia Intrafamiliar, comisario general Silvia Van Dyk.

Fue así que explicó la detención en zona ribereña  conocida como “Papilín” de Pablo Encina, el principal sospechoso del femicidio de Adriana Vargas.

El sujeto, al verse rodeado por los policías, no trató de huir nuevamente ni se resistió al procedimiento, siendo trasladado a la sede policial a disposición del juzgado interviniente, explicó.

Además, el funcionario policial hizo saber que el presunto femicida tenía antecedentes por violencia de género,  consumo y venta de estupefacientes, que lo llevaron a estar detenido en otras ocasiones.

Y destacó que no está confirmado si el hombre estaba regresando de Alberdi (Paraguay) o intentaba huir; pero de todas maneras, el operativo fue el resultado de una alerta que manejaban todas las fuerzas de seguridad, blindando diversos sectores de la ribera del Río Paraguay, más precisamente en lugares donde se podría dar el ingreso o egreso de personas hacia el país vecino, subrayó.

Asimismo, remarcó el trabajo llevado a cabo por el personal policial, recordando que: “Desde el pasado 6 de marzo, cuando un vecino llamó al 911 avisando que una mujer estaba parcialmente quemada, la Policía acudió al lugar de los hechos y se la socorrió”.

Y siguió explicando, “ella se encontraba con quemaduras graves en toda la parte superior de su cuerpo, por eso se la llevó al Hospital Central donde estuvo internada en terapia intensiva, hasta que fue derivada al Hospital de Alta Complejidad”.

Finalmente, lamentó que el día 12 falleciera, expulsando un día antes, un feto que evidenciaba que se encontraba cursando un embarazo.

“Desde el primer momento, la Policía comenzó con las acciones correspondientes para dar con el paradero del sospechoso, trabajando intensamente con todas las unidades, la fiscal de turno y la jueza de paz” destacó en declaraciones para Agenfor.

Y subrayó que fueron 12 días de intensa labor y de intensa búsqueda, que se tornó complicada por la ubicación geográfica de frontera que tiene nuestra provincia.

Al finalizar, puntualizó que ahora, el caso continúa a cargo de la jueza Karina Paz, agregando que “por este mismo hecho también está detenida una mujer mayor de edad, quien, conforme testimonios, junto al hombre detenido hoy, había estado con la víctima horas antes del lamentable desenlace”.

De esta manera, son hasta el momento dos personas imputadas y detenidas por el femicidio de Adriana Vargas.

Y manifestó que la carátula de la causa, en principio es “Homicidio”, pero advirtió que, luego de la indagatoria se determinará qué pena corresponde a “las cuatro personas presentes que, según los testigos, estaban presentes en el lugar del hecho”.