Universidad Nacional de Formosa
Compartir

Milcíades Olmedo, secretario general de la Asociación de Trabajadores de la Universidad Nacional de Formosa (ATUNF), desmintió de manera categórica los dichos del diputado nacional Ricardo Buryaile (Juntos por el Cambio-Formosa) y confirmó que desde la Nación se llevan adelante auditorías en la casa de estudios por “falta de rendición de fondos”.

Esto quedó en evidencia durante la reunión de la Comisión de Presupuesto de la Cámara Baja, donde se analizó el proyecto de ley del Presupuesto 2023, donde al ministro de Educación de la Nación, Jaime Perczyk, dejó en claro que “el Ministerio no está pensando (en intervenir la UNaF), nunca lo hizo”, rechazando así los planteos sin asidero del diputado radical.

Y clarificó que el problema de la UNaF está vinculado a la rendición de fondos por parte de la actual gestión de institución. “Tenemos dificultades vinculadas a rendiciones”, confirmó el ministro, por lo que “hay auditorías” en marcha, reiteró.

Al respecto, en declaraciones recogidas por AGENFOR, Olmedo dijo contundente que “Buryaile no entiende el presupuesto de la UNaF. La SPU ya ha informado fehacientemente cuánto recibe la Universidad para el presupuesto de este año, en tanto que el ministro Perczyk le ha dicho al diputado de JxC que están garantizados los acuerdos paritarios nacionales y locales, de acuerdo a la planta informada por la casa de estudios”.

No obstante, denunció que “el rector Augusto Parmetler ha superado esa planta”, con lo cual ahora “no le alcanza el dinero”.

En ese sentido, señaló que estas situaciones irregulares “fueron denunciadas reiteradamente, desde el año 2019, siguiendo el 2020, 2021 y parte del 2022, porque Parmetler está utilizando fondos de otros sectores para contratar gente o nombrar personas”.  

Esto hace que “se infle el presupuesto y después diga que el responsable es el Ministerio de Educación de la Nación y la Secretaría de Políticas Universitarias, porque supuestamente no transfiere los fondos suficientes”.

“A consecuencia de eso están siendo auditados, porque si reciben una cantidad determinada de dinero para funcionar y están gastando el doble, ¿dónde está lo que falta?”, planteó el dirigente no docente.

Y agregó: “Lo dijo el propio ministro Perczyk, las auditorías que se están llevando a cabo son por falta de rendición de fondos”.

Cargo para la esposa

Asimismo, Olmedo recordó que el rector Parmetler y su esposa deberán comparecer ante el Juzgado Federal N° 1 de Formosa, a partir de que fue instruido un sumario criminal prima facie contra él por los delitos de proposición y nombramiento ilegal de cargo público, abuso de autoridad y violación de los deberes de funcionarios públicos.

Se debe a que designó a su esposa Zully Mabel Rivero en un alto cargo jerárquico en el Rectorado de la casa de estudios, sin que la mencionada reúna las condiciones necesarias para ello. Así también fue denunciada su mujer, quien aceptó la designación otorgada por su marido-rector, en orden al delito aceptación ilegal de cargo público.

Ambos deberán designar abogado defensor y el próximo viernes 4 de noviembre, a las 9 horas, mediante plataforma de videoconferencias o presencial en los estrados del Juzgado Federal Nº 1 de Formosa, se tendrán que presentar a la audiencia indagatoria y multipropósito fijada.

“Parmetler nombró a su esposa con la categoría máxima de la Universidad, que es la categoría 1”, confirmó, cuando “para acceder a ella, si se crea una Dirección General, se tiene que llamar a un concurso abierto, donde un tribunal evaluador analiza y determina si se puede incorporar al trabajador no docente”.

Sin embargo, “él hizo caso omiso a esto, a lo que es el acuerdo paritario a nivel nacional, como también al decreto de negociaciones particulares. Y lo que es peor, también incumplió el Convenio Colectivo de Trabajo, del año 2006, que regula la incorporación de los no docentes a la planta, la ampliación de las tareas y otras cuestiones como los llamados a concursos”.

“Por todo ello fue denunciado, ya que además de nombrar a su esposa, también incorporó a 40 personas en categorías superiores y algunas básicas”, acotó.

Violencia

Seguidamente, advirtió que por realizar estas denuncias están recibiendo represalias por parte del grupo que acompaña al rector Parmetler en la gestión. “Hay 20 compañeros no docentes de planta permanente y ocho monotributistas que fueron removidos de sus funciones y enviados por Parmetler a cumplir servicios a otra área que es una boca de lobo”, señaló.

Justamente, allí “el trabajador no docente Diego Ramazotti fue agredido en una oficina por Daniel Olmedo, hermano de Rafael Olmedo, y Gustavo Sena. Lo golpearon, debió ser sacado ambulancia y terminó asistido en un sanatorio privado. Y así como hicieron con él hay otros compañeros que están ‘marcados’ por esta patota”.

“Se repite la violencia en la UNaF, que es amparada por el rector Parmetler”, lamentó finalmente.