Vacaciones de invierno en “Guaycolec”

Compartir

Durante los fines de semana del receso de invierno, desde las 9 hasta las 17 horas, la Reserva de Animales Silvestres “Guaycolec” tendrá una serie de actividades para toda la familia, de manera libre y gratuita.  

Se trata de una oportunidad de pasar los días de descanso en contacto con el medioambiente, fomentando el eco turismo y la responsabilidad ecológica social, como también el uso sustentable de los recursos naturales.

En diálogo con AGENFOR, el director de Recursos Naturales, Franco Del Rosso, precisó de qué se tratarán las actividades que dispondrán al público en general.

“Este primer fin de semana de las vacaciones de julio, el personal del Ministerio de Turismo en conjunto con el Ministerio de Producción y Ambiente organizaron una serie de actividades lúdicas, recreativas, para los niños, que tienen que ver con juegos, pinturas, promoviendo la conservación, la puesta en valor de nuestros recursos, nuestras faunas”, indicó.

Además, el sábado 23 y domingo 24, estará presente en la reserva el serpentario del Ejército Argentino del Regimiento Monte 29.

“El personal del Ejército va a explicar sobre cuestiones que tienen que ver con la naturaleza de estos animales, o sea que la gente va a poder observar esa muestra”, detalló.

Asimismo, el funcionario señaló que también se llevarán a cabo las visitas a las zonas de animales que, como siempre, serán guiadas, “un poco por seguridad de los animales y también para que la gente pueda aprovechar el paseo, en el sentido de que puedan darle la importancia que tiene a lo que se hace en Guaycolec”.

“Porque siempre resaltamos que no es un zoológico, sino una estación de animales silvestres, donde la mayoría de ellos se está recuperando y van a ser liberados en el futuro”, explicó.

Y agregó que, los que no puede ser liberados porque fueron mascotas y estuvieron mucho tiempo en contacto con el hombre, “ya no se pueden adaptar a la naturaleza”.

“Entonces, enseñarle a la gente que el mascotismo, la tenencia de animales silvestre como mascotas, es una situación que lejos de hacerle bien a la naturaleza le hace mal, nosotros queremos erradicar esa práctica de la cultura porque es la que genera la demanda que hace al tráfico de fauna y la caza furtiva”, argumentó.

Y añadió: “Uno a veces piensa que hace un bien, adquiere un animal silvestre para mascota, tarde o temprano se vuelve un problema, lo tiene que entregar a Guaycolec y lo único que hizo fue generar una demanda para que alguien lo trafique y otro se apropie”.

Por último, Del Rosso insistió en que “Guaycolec no es un zoológico para ir a mirar los animales en cautiverio, sino que es un sitio de recreación, educación y conservación”.