Compartir

Con el firme propósito de extender sus acciones sanitarias, entre las que se encuentra la cobertura de vacunas, el equipo del centro de salud San José Obrero recorre de manera permanente las casas de los vecinos, escuelas de los distintos niveles y demás instituciones que se sitúan en su radio de responsabilidad.

De este modo, en estos días, un equipo de vacunadores del efector trabaja con el objetivo de insistir en las vacunas que deben aplicarse a los niños en edad escolar y que apuntan a evitar en los niños, enfermedades que pueden ser desde leves hasta muy graves, asegurando la inmunización de tales por medio de dichas vacunas.

Desde la dirección del centro sanitario comentaron que el operativo de vacunación masiva se está llevando a cabo en la escuela privada “San José Obrero”, donde se suministran las vacunas “HPV –Virus del Papiloma Humano- y meningococo” a los niños y niñas de 6to grado; como también la vacuna “antigripal” al personal docente y no decente “que se encuentra en los grupos de riesgo” establecido por el calendario vigente.

En relación a la importancia que tienen las vacunas como estrategia fundamental en la prevención de enfermedades, los referentes de vacunación reiteran una vez más que “cada uno de nosotros debemos tomar conciencia de que las vacunas no solo evitan enfermedades en quienes las reciben, sino que es un beneficio sanitario que se extiende a las familias y a la comunidad, porque interrumpe la circulación de los virus causantes de esas patologías”.

Asimismo, instan a los vecinos del barrio a acercarse al centro de salud a recibir las demás vacunas contenidas en la campaña de invierno 2017: triple bacteriana acelular y antimeningococcica, que además de “la antigripal, son aplicadas para prevenir en la población de riesgo las enfermedades prevalentes del periodo invernal” que son con mayor frecuencia las respiratorias y que “en los pacientes de riesgo pueden provocar severas y riesgosas complicaciones” que pueden evitarse