“Vacunarse es un compromiso ético personal y comunitario”

Compartir

El ministro de Cultura y Educación, el doctor Alberto Zorrilla, puso en valor la vacunación contra el COVID-19 de más de 7900 docentes y no docentes de la capital formoseña.

En declaraciones recogidas por AGENFOR, el funcionario subrayó: “No me sorprendió la organización para este operativo porque estamos acostumbrados a que los docentes trabajen en forma organizada y con los compañeros del área de salud, de Desarrollo Humano, y los voluntarios militantes han ayudado muchísimo para que todo sea muy ágil y rápido”.

En ese sentido, resaltó que antes del mediodía ya se llevaba inmunizado más del 80% del padrón, marcando que no se registraron esperas en los establecimientos educativos dispuestos para la vacunación.

“La salud se construye por la acción o la inacción de cada uno de nosotros –afirmó-. Es un hecho social, no personal. Y cuando se habla de derechos se debe tener en cuenta los compromisos que derivan de esos derechos”.

Planteó que en el caso de los docentes “si pueden trabajar y ejercer ese derecho tienen el compromiso de mantener saludable el lugar de trabajo”, por lo tanto “vacunarse es un compromiso ético personal y comunitario”.

Respecto de los trabajadores que por distintas razones no pudieron acudir este martes a vacunarse, precisó que desde el área de Inmunizaciones del Ministerio de Desarrollo Humano se elaboró una lista para determinar qué día y lugar podrán recibir la vacuna contra el coronavirus. “Nadie va a quedar sin vacunarse”, dejó en claro el ministro Zorrilla.

Controlar la pandemia

A su vez, al referirse a los acontecimientos de los últimos días en la capital formoseña, el titular de Educación indicó que “cuanto más expuestos estemos o menos cumplamos las precisiones para aislarnos del virus para no contagiarnos y transmitirlo, más tiempo vamos a durar fuera del aula”.

Si por el contrario, “la comunidad se pone de acuerdo, asume que son 14 días de cumplir determinadas cuestiones sanitarias, aún con algunas incomodidades, más pronto vamos a volver”.

No obstante, enfatizó que tanto en Formosa Capital como en Clorinda “las escuelas están teniendo contacto con sus alumnos de diversas maneras”, pero “si se siguen con estas conductas y actitudes tumultuosas y multitudinarias, sin ningún tipo de protección, van a seguir apareciendo los casos de personas infectadas y vamos a demorar más”.

“No se toman estas medidas sanitarias porque somos malos, sino que entendemos que esta es la mejor manera de controlar la pandemia en Formosa Capital y así tener cada vez menos enfermos y muertos y volver más rápido a las actividades habituales”, sostuvo.

Hizo notar finalmente que “es cuestión de tranquilizarnos un poquito y entender que esto no es para toda la vida, sino por un tiempito”.